Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los populares evitan el aborto en su convención ideológica

La formación apuesta por endurecer la ley del menor y ampliar los supuestos sobre los que se aplica la prisión permanente revisable

De izquierda a derecha: Blanca Hernández, Juan José Cortés, Marimar Bermúdez e Ignacio Cosidó este sábado en la convención del PP.
De izquierda a derecha: Blanca Hernández, Juan José Cortés, Marimar Bermúdez e Ignacio Cosidó este sábado en la convención del PP. EFE

“Despoliticemos el dolor”, pidió la economista María Blanco en un momento de la charla de la convención del PP sobre feminismo y políticas sociales, que sucedió a otra sobre delincuencia y violencia contra las mujeres a la que el partido invitó a los padres de dos asesinadas, Mari Luz Cortés (de 5 años) y Sandra Palo (de 22), Tras escuchar sus testimonios sobre los terribles crímenes, el exministro del Interior y portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, manifestó el “compromiso inquebrantable” de su partido con las mujeres víctimas de violencia y aseguró que darán la batalla por introducir cambios legales para endurecer el castigo a los culpables.

Así, el PP aboga no solo por mantener la prisión permanente revisable, pendiente de un recurso ante el Constitucional presentado por casi toda la oposición al Gobierno de Mariano Rajoy, sino por ampliar los supuestos sobre los que ahora se aplica a los de secuestro antes de asesinato y ocultación del cadáver (como en el caso de Marta del Castillo). Los populares también prometieron ante Marimar Bermúdez, madre de Sandra Palo —asesinada, violada y atropellada por un grupo de menores— endurecer la ley del menor. 

Después de que Vox exigiera derogar la ley de violencia de género durante la negociación del pacto en Andalucía, y de que el PP asumiera parte del lenguaje de la formación de extrema derecha, al referirse por ejemplo al término “violencia intrafamiliar”, los populares quisieron este sábado zanjar la polémica. Cosidó reclamó un homenaje para las casi 1.000 mujeres asesinadas desde el año 2003. "La última es Rebeca, víctima de un asesino reincidente que había asesinado a su mujer no hace muchos años".

Blanca Hernández, que fue delegada del Gobierno (de Rajoy) contra la Violencia de Género, criticó a quienes niegan que exista una violencia específica contra las mujeres por el hecho de serlo y defendió las leyes que tratan de combatirla. Para Hernández es “peligroso” tratar de equiparar la violencia que sufren las mujeres con la de los hombres, como plantea Vox. “A los hombres les pasan otras cosas y hay que ayudarlos, pero esto no, esto en masa, universal y normalizado les pasa a las niñas y a las mujeres”, subrayó. La exdelegada del Gobierno contra la Violencia de Género también alertó contra quienes “criminalizan a los hombres” y quienes creen que las mujeres son “unas lagartas que se aprovechan del sistema para protegerlas”.

El PP invitó a su convención a Teresa López, expresidenta del Comité Nacional de Bioética que en su día apoyó el fallido proyecto de ley del aborto de Alberto Ruiz-Gallardón. El partido, no obstante, ha preferido obviar el asunto en este cónclave que se presentaba como el del “rearme ideológico”.  Casado manifestó desde su campaña de primarias que es partidario de volver a la ley de 1985. “No nos gusta la ley de Zapatero [de plazos] y la vamos a modificar. Queremos volver a la ley de 1985 [de supuestos]. El aborto no es un derecho. No puede ser barra libre y un coladero como con esta ley”, declaró entonces. Es uno de los asuntos que sitúa a Casado a la derecha de Rajoy porque aunque su predecesor impulsó un proyecto de reforma durante su mandato, finalmente lo retiró.

La vicesecretaria de política social del PP, Cuca Gamarra, pidió una reflexión sobre la baja natalidad en España y destacó la necesidad de "apoyar a la maternidad". "Los españoles quieren tener más hijos, pero no pueden".

La economista María Blanco, que pedía “despolitizar el dolor”, se mostró contraria a los movimientos feministas. “Es necesario mirar con recelo los colectivos que se arrogan la representación”. Blanco se presentó diciendo que nunca había votado al PP y que tampoco era de derechas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >