Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez critica el aislamiento de Urdangarin en prisión

El magistrado admite una queja del cuñado de Felipe VI y le autoriza a que tenga una bicicleta estática "para ocupar las largas horas de soledad"

Urdangarin, a su salida de la Audiencia de Palma.
Urdangarin, a su salida de la Audiencia de Palma. EFE

El juez de vigilancia penitenciaria 1 de Valladolid, Florencio de Marcos —del que depende la cárcel de mujeres de Brieva (Ávila)—, dictó este viernes un auto en el que critica el régimen de aislamiento en el que cumple condena Iñaki Urdangarin. El cuñado de Felipe VI se presentó voluntariamente el pasado el 18 de junio en esta prisión —la misma en la que estuvo en idénticas condiciones el que fuera director general de la Guardia Civil. Luis Roldán— para cumplir la condena de 5 años y 10 meses que le impuso el Tribunal Supremo por el caso Nóos. El Ministerio del Interior decidió mantenerlo en ella por motivos de seguridad.

En su auto, el magistrado De Marcos considera que, “frente a cierta creencia popular” de que esta forma de cumplir una pena “es un privilegio”, hay que tener en cuenta “el efecto desestructurador que produce la soledad sobre la persona”. El juez alerta sobre el peligro para “la salud física y mental” que esta forma de cumplimiento de la pena puede tener para un recluso.

La crítica del juez se produce después de que el marido de Cristina de Borbón solicitara introducir en prisión una bicicleta estática de su propiedad, ya que las que tiene el centro penitenciario para las reclusas no son adecuadas para él por su elevada estatura. El propio centro penitenciario admitió que las bicicletas existentes resultaban pequeñas para el cuñado del Rey pero rechazó la petición. Urdangarin elevó entonces una queja por escrito al juez de vigilancia penitenciaria que ahora le ha dado la razón. El magistrado considera que este aparato gimnástico es “un útil instrumento para ocupar las largas horas de soledad y ayudar con ello al mantenimiento de la salud mental del penado”.

En el auto, el juez recalca que el módulo de la cárcel en el que Urdangarín cumple condena “carece de gimnasio”, ya que la sala destinada a ese fin es “sumamente reducida” y tan solo cuenta con “una espaldera en mal estado”. También que el espacio en el que se puede mover cada día —celda, aseo y patio— tiene unas dimensiones de tan solo 140 metros cuadrados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información