Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisiones da un trato preferente a la Infanta en sus visitas a Urdangarin para evitar “altercados”

Interior alega “circunstancias de seguridad” para justificar que Cristina de Borbón evite las esperas junto a familiares de otros reclusos en las visitas a su marido en la cárcel

Urdangarin carcel
Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón, la pasada Navidad en Vitoria. GETTY

El trato preferente que Instituciones Penitenciarias dispensa a la infanta Cristina respecto a  familiares de otros presos en sus visitas a Iñaki Urdangarin en la cárcel de mujeres de Brieva (Ávila) va a mantenerse. El Ministerio del Interior asegura en una reciente respuesta al senador de Unidos Podemos Joan Comorera que las “circunstancias de seguridad” que rodean a la hermana de Felipe VI justifican que cuando acude al centro penitenciario siga accediendo con su vehículo privado hasta las puertas del recinto y no tenga que esperar junto a los familiares que acuden a ver a las reclusas. Prisiones pretende “evitar manifestaciones ofensivas o posibles altercados con otros comunicantes”, según la respuesta.

Hasta la fecha, han trascendido dos visitas de Cristina de Borbón a su esposo, quien ingresó en la cárcel abulense el 18 de junio para cumplir la condena de cinco años y diez meses por el caso Nóos. La primera fue seis días después de que Urdangarin entrara en la prisión. La segunda, el 8 de julio. No se conocen otros encuentros, aunque al centro penitenciario abulense sí han acudido otros parientes y amigos del exduque de Palma.

Desde la entrada en prisión de Urdangarin se han sucedido las preguntas en el Congreso y en el Senado para conocer los detalles de su estancia en una cárcel en la que es el único recluso varón y en el que cumplió condena en circunstancias similares el exdirector general de la Guardia Civil Luis Roldán. El senador Comorera ya preguntó en junio por el supuesto trato de favor dispensado a la Infanta. Entonces, Interior le respondió que era el “adecuado” a las “circunstancias de seguridad” que rodean a la hermana del Rey. Esa contestación es la que llevó al parlamentario a reclamar poco después al ministerio mayor concreción.

En su nueva respuesta, el departamento de Fernando Grande-Marlaska precisa que con el trato diferenciado pretende evitar incidentes con los familiares de las reclusas, y recuerda que Instituciones Penitenciarias está obligada a garantizar “la seguridad y la intimidad durante las visitas a internos y visitantes”. El texto —que no cita ni a Iñaki Urdangarin ni a Cristina de Borbón por sus nombres— añade que “el interno referido, como cualquier otra persona que se encuentre internada en el Centro Penitenciario de Ávila, disfruta de las mismas comunicaciones ordinarias y familiares que están establecidas en la normativa penitenciaria para cualquier interno y en las mismas condiciones”.

Interior insiste en la ausencia de privilegios en otras dos respuestas parlamentarias. En la primera, fechada el pasado 15 de octubre, respondía también al senador Comorera que las actividades penitenciarias que Urdangarin desarrollaba en el módulo “no conlleva gastos adicionales a la actividad que desarrollan otras personas internas en cualquier módulo del mismo centro”. En julio ya había recalcado al también senador de Unidos Podemos Ignacio Bernal que la presencia del esposo de la Infanta en la prisión de mujeres no había hecho precisa “ninguna modificación a nivel material ni personal” del centro penitenciario.

2011 a 2018: la cronología completa del ‘caso Nóos’

Prisiones da un trato preferente a la Infanta en sus visitas a Urdangarin para evitar “altercados”
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información