Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DECLARACIÓN DEL COMISARIO EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Villajero atribuye a ‘hackers’ del CNI el encriptado de sus grabaciones

Afirma que no puede facilitar los nombres de los piratas informáticos porque son "secretos"

El comisario jubilado José Manuel Villarejo atribuye a hackers del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) el encriptado de los 32 terabytes intervenidos por la Policía en el registro de su domicilio, según señaló en una declaración el pasado mes de enero ante fiscales anticorrupción y  su abogado en la Audiencia Nacional, y a los que ha tenido acceso EL PAÍS. El agente encubierto afirma desconocer las claves para acceder al contenido de las 400 carpetas informáticas intervenidas y asegura que los nombres de esos supuestos piratas informáticos son “secretos”.

Según su testimonio, el CNI le pidió este material y supuestamente le ofreció tres posibilidades: “salir de España, pegarme un tiro o entregar la documentación”.

Villarejo prestó una segunda declaración el pasado mes de enero en el Juzgado de Instrucción número tres de la Audiencia Nacional frente al juez Diego de Egea, los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano y su abogado, Ernesto Díaz Bastien. El interrogatorio duró una hora y veinte minutos y se centró casi exclusivamente en las grabaciones intervenidas al policía que afectan a políticos, jueces, fiscales, empresarios, policías y fuentes de información del comisario jubilado acusado ahora de organización criminal, blanqueo de capitales y cohecho en el marco de la operación Tándem. Algunas de sus afirmaciones son difíciles de comprobar y, en ocasiones, producto de una presunta fabulación, según advierten fuentes de la investigación.

A la reiterada petición de los fiscales para que les ayude a “expurgar” del proceso la información sensible contenida en los 32 terabytes confiscados, el agente jubilado responde que no sabe nada de informática y señala al CNI. “Yo de informática no sé nada y todo el sistema de encriptación me lo proporcionaron miembros del CNI, con agentes hackers que utilizaron", asegura.

-¿Por qué se hizo copias? ¿Puede darnos los nombres de los hackers?, le pregunta el fiscal Serrano".

-Por si se borra o se destruye. Yo soy un manazas en el tema informático. Las identidades de los hackers son secretas…Las copias me las hacen hackers que yo conozco que trabajan todos los días para el CNI. Que me tomo copas con ellos. A uno le llaman El Pelos.” Fuentes cercanas al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) niegan que Villarejo haya trabajado o mantenido relaciones profesionales con el servicio de inteligencia.

Periodistas y políticos

José Manuel Villarejo regresó a la Policía en 1993 tras una década en excedencia porque se lo solicitó el comisario Agustín Linares, entonces subdirector general operativo, según respondió el agente encubierto a preguntas de su abogado Ernesto Díaz Bastien. "Me lo pidió Agustín Linares, entonces director de la Policía. Tengo varias entrevistas con el señor Corcuera. (ministro del Interior de la época) y me piden que vuelva. Yo establezco condiciones para volver y me las aceptan. Los distintos gobiernos han respetado esas condiciones". La condición primordial era que le permitieran seguir con sus empresas. Fuentres cercanas al exministro José Luis Corcuera niegan que se reuniera con él.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >