Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CIS vuelve a otorgar al PSOE una amplia ventaja y el PP adelanta a Ciudadanos

Los políticos se sitúan como la segunda preocupación del país por delante de la corrupción

Santiago Abascal, líder de Vox, durante la noche electoral de las elecciones andaluzas.
Santiago Abascal, líder de Vox, durante la noche electoral de las elecciones andaluzas. REUTERS

El barómetro político mensual del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de noviembre ha vuelto a otorgar al PSOE una destacada ventaja sobre los demás partidos, con una predicción del 19,4% en intención directa de voto, frente al 11,5% que le da al PP, con lo que regresa a la segunda posición, o el 11,4% que concede a Ciudadanos, que sería el partido que más baja desde el sondeo anterior de octubre (casi tres puntos). El trabajo se efectuó antes de las elecciones autonómicas andaluzas que han dado un vuelco al panorama político en España. Vox pasa del 1% al 1,7%. Unidos Podemos desciende del 12,1% al 11%. En este trabajo no hay estimación de voto, como sí se incluyó en el polémico sondeo preelectoral sobre Andalucía.

La encuesta oficial evita así en este trabajo, efectuado entre el 1 y el 11 de noviembre sobre 3.000 entrevistas, ofrecer estimaciones de voto y de escaños. El sondeo se centra, en la parte política, en la intención directa de voto y en el voto más simpatía. En este segundo apartado el PSOE también se sitúa en cabeza, con el 31,2% del voto más simpatía frente al 31,6% de octubre, por delante del PP, ahora con el 19,1% (18,2% en octubre), de Ciudadanos, con 18,2% (21%) y de Unidos Podemos, que sube del 17,3% al 18%. Vox mejora notablemente en esa opción del voto más la simpatía al subir del 1,3% que registró en octubre al 2,5% de noviembre.

En la pregunta sobre cuál es el principal problema ahora en España, la preocupación por la situación política se ha incrementado desde octubre y sitúa a los políticos (15,6%) como el segundo problema por detrás del paro (35,8%) y, por primera vez, por delante de la corrupción (12,2%). En octubre la corrupción era el segundo problema del país (13,9%) y los políticos el tercero (13,8%).

Todos los líderes políticos pierden valoración en la puntuación del CIS con respecto a octubre. El popular Pablo Casado recibe ahora un 3,0 (tenía 3,25), Alberto Garzón (IU) baja a un 3,6 (tenía 4,08), el cabeza de lista de Unidos Podemos, Pablo Iglesias baja al 3 (3,29), como hace el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a 3,5 (3,81) y también el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a 3,9 (4,16), que es el político más valorado.

En el último barómetro mensual del CIS en octubre, este organismo oficial, dependiente del Ministerio de Presidencia, daba al PSOE un 31,6% en estimación de voto, casi el doble que al PP, que perdía fuerza y bajaba a la tercera posición, con el 18,2%, frente al sorpasso que registraba hacia el segundo puesto Ciudadanos, que captaba el 21%. Unidos Podemos y sus aliados quedaban cuartos (17,3%). La ultraderecha de Vox, que en las elecciones andaluzas de ese pasado domingo se ha convertido en la quinta fuerza política y en la sorpresa que ha conmocionado al país, alcanzaba en esa encuesta un 1,3% (y obtenía un parlamentario). Vox registró en las elecciones andaluzas sin embargo el 10,9% de las papeletas escrutadas y logró 12 escaños.

Los sondeos realizados por el CIS desde que lo dirige el sociólogo e histórico dirigente socialista Félix Tezanos, miembro de la ejecutiva del PSOE hasta su nombramiento, han venido acompañados de polémica. Expertos demoscópicos, analistas y partidos políticos en la oposición han cuestionado la decisión del actual director de ofrecer los datos de intención directa de voto "sin cocina".

Para el sondeo preelectoral en Andalucía del CIS su director, sin embargo, optó por volver al método anterior, vigente desde hace 20 años, y sí facilitó la estimación de escaños. Fue en ese trabajo en el que el organismo oficial tampoco pudo predecir el batacazo electoral que ha sufrido el PSOE andaluz, al que vaticinó en esa encuesta 47 escaños frente a los 33 finalmente logrados, ni tampoco se vislumbró la fuerza con la que ha irrumpido Vox, algo inédito para un partido de extrema derecha en un Parlamento en la actual etapa democrática.

El PP ha registrado este mismo miércoles en el Congreso una petición de urgencia para que Tezanos comparezca ante la cámara y explique la metodología que aplica el organismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información