Ardanza y Asúa defienden una moratoria para la “necesaria reforma” de la Constitución

El exlehendakari y la exvicepresidenta del Tribunal Constitucional creen que primero hay que superar la actual crispación política

Desde la izquierda, el exlehendakari, José Antonio Ardanza, el exdirector de EL PAÍS y moderador, Jesús Ceberio, y la magistrada Adela Asúa, este miércoles durante el debate.
Desde la izquierda, el exlehendakari, José Antonio Ardanza, el exdirector de EL PAÍS y moderador, Jesús Ceberio, y la magistrada Adela Asúa, este miércoles durante el debate.FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Cuarenta años después de su aprobación, la Constitución está en el centro del debate. Aunque muy pocos políticos y juristas cuestionan su validez como un instrumento que ha propiciado el progreso y los avances sociales en la España autonómica, el consenso sobre su potencialidad para superar la crisis catalana o el encaje futuro de Euskadi, está roto. El exlehendakari del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza (Elorrio, Bizkaia, 1941) y la exvicepresidenta del Tribunal Constitucional, Adela Asúa (Bilbao, 1948), coinciden en que hay que abordar una actualización del texto para mejorar el encaje de las diferentes nacionalidades. Sin embargo, creen necesaria "una moratoria" a la espera de que la actual crispación política, y la falta de mayorías suficientes deje paso a un nuevo tiempo.

Más información

Ambos han analizado su vigencia, problemas y perspectivas con motivo del cuarenta aniversario de la Constitución, en el Paraninfo de la Universidad de Deusto, en Bilbao, en un evento que ha tenido lugar este miércoles y que se suma a una serie de debates que EL PAÍS y la cadena SER han organizado como parte de la cobertura especial de esa efeméride. El primero lo protagonizaron los expresidentes del Gobierno que más años han estado en el cargo, Felipe González y José María Aznar, en Madrid. En Bilbao, el debate ha estado moderado por el exdirector de EL PAÍS, Jesús Ceberio quien ha recordado la peculiaridad de la Ley Fundamental en Euskadi, la única comunidad en la que la abstención superó el 55% y los síes apenas llegaron al 30% del censo frente al 60% del resto de España.

"La reforma de la Constitución tiene que estar vinculada a la evolución de la sociedad en cada momento", ha dicho el exlehendakari "pero hay que tener en cuenta que hay momentos muy complicados como este en el que se oyen discursos que reclaman la recentralización de competencias y la supresión del concierto". La magistrada y exvicepresidenta del Tribunal Constitucional atribuye la dificultad para afrontar reformas a la falta de consenso, "que contrasta con el espíritu de los redactores de la Constitución", ha dicho, pero también a que "somos novatos en el sistema constitucional", frente a otros países que afrontan cambios frecuentemente. "Lo que nos falta es la educación a las nuevas generaciones, la de trasladar a los jóvenes el espíritu de la Ley Fundamental. Una percibe que en Francia o en Estados Unidos es explicado como la base de la convivencia".

Si Ardanza y Asúa han compartido la idea de una moratoria antes de afrontar cualquier tipo de reforma, la magistrada se ha pronunciado a favor de no paralizar el debate. "Hay que empezar a debatir sobre la distribución territorial del poder, sobre la distribución de atribuciones al Estado porque durante estos 40 años se ha hecho realidad un Estado compuesto, cuasi federal. Un Estado que es una realidad que estamos consolidando, pero a ciertos niveles no se acaba de transmitir correctamente. Y quizás para acabar de visibilizar de ese Estado compuesto sería fundamental la reforma del Senado", ha dicho la magistrada.

El conflicto catalán no se ha quedado fuera del debate. Ante la crisis del modelo territorial diseñado en 1978 y la posibilidad de que la quiebra política y en la convivencia que sufre Cataluña a raíz del procés independentista se extienda a Euskadi, Ceberio ha preguntado si no es imprescindible "un desarme" de las posiciones de todas las partes en Cataluña. El exlehendakari ha dicho que sí. "Las aguas tienen que calmarse, se están llamando traidores entre ellos, y hay que alejar cualquier tipo de posibilidad de que suceda lo que sucedió aquí", ha dicho Ardanza.

Para la exvicepresidenta del Alto Tribunal hay una diferencia sustancial entre las puertas que abre la jurisprudencia y las que cierran los partidos políticos a la hora de afrontar ese asunto. "El Constitucional ha reconocido en una sentencia que, ante las demandas de una sociedad, hay que aplicar el principio democrático, es decir, hay que escucharla y buscar soluciones", ha recordado la magistrada. "Repito, el Tribunal Constitucional en una sentencia en la que participé, reconoce la existencia del principio democrático y la necesidad de escuchar la voluntad mayoritaria de una sociedad", ha insistido.  Asúa estaba en organismo cuando en marzo de 2014 estudió un recurso a una declaración del Parlamento catalán en la que se declaraba formalmente en su primer punto, que se proclamaba la soberanía catalana, y la capacidad de decisión del pueblo catalán. 

En Euskadi el pacto soberanista entre el PNV y EH Bildu para la reforma del estatuto de Gernika ha provocado el rechazo del resto de los partidos. El exlehendakari cree que habría que analizar con profundidad el título preliminar de la Constitución "en la que se confunde Estado con soberanía", para reformular que España es un Estado plurinacional con diversas nacionalidades y con soberanías compartidas. Para la magistrada, que defiende la posibilidad de mejorar y regular un Estado federal asimétrico, es una pena que algunas partes simbólicas de la Constitución se estén convirtiendo en problemas insalvables para lograr ese fin, "cuando no lo son".

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50