Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa al PNV de “fabricar una bomba atómica” con el nuevo Estatuto pactado con Bildu

Alfonso Alonso pide al ministro Marlaska que impida el traspaso de prisiones a Euskadi

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, junto al eurodiputado Carlos Iturgáiz.
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, junto al eurodiputado Carlos Iturgáiz.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha acusado hoy al PNV de estar "fabricando una bomba atómica" con el nuevo Estatuto vasco pactado con EH Bildu. El dirigente popular ha sido muy crítico con la estrategia que ha tomado el partido dirigido por Andoni Ortuzar y ha advertido del riesgo de volver a los tiempos del "enfrentamiento social" si el nacionalismo vasco se pone de acuerdo en la "liquidación" del autogobierno.

"Dicen que fabrican una bomba atómica, pero a que no la van a usar. La tienen para que sepan que la tienen. Es un juego de permanente presión que es peligroso porque puede llevar a una división y una ruptura en el País Vasco", ha dicho Alonso en una conferencia en Bilbao del Fórum Europa-Tribuna Euskadi.

El exministro del PP ha incidido en que "el acuerdo de país" entre el PNV y EH Bildu para la reforma estatutaria, que contempla una consulta habilitante en Euskadi antes de su tramitación en las Cortes, supone la "liquidación" del Estatuto e impide cualquier entendimiento con los nacionalistas. El PP vasco, que se había convertido en un actor principal durante los dos primeros años de la legislatura vasca y en la estabilidad presupuestaria del Gobierno de Urkullu, ha quedado ahora relegado a un papel secundario tras la decisión del PNV de apoyar la investidura de Pedro Sánchez y pactar con la izquierda abertzale el nuevo Estatuto de Gernika.

La deriva del PNV ha sido, según Alonso, el principal impedimento para que el PP apoye los presupuestos vascos de 2019. Los populares dieron oxígeno a Urkullu para sacar adelante las cuentas de los dos últimos ejercicios, pero han puesto punto final a esa confianza tras el "matrimonio" entre el PNV y EH Bildu. "Lo hubiera hecho. Se lo comuniqué a Pablo Casado y le pareció bien. Pero no tenemos una posición política que pueda justificar que demos respaldo a un acuerdo con Bildu, a una deriva radical soberanista", ha señalado.

Alonso también ha criticado el acuerdo alcanzado este lunes entre los Gobiernos central y vasco para establecer un calendario de transferencias a Euskadi que contempla la entrega de prisiones pero no la gestión económica de la Seguridad Social. "Hay prisa por cobrar el precio del apoyo que el PNV dio a Pedro Sánchez" para ser presidente y relevar a Mariano Rajoy, ha afirmado. Se ha mostrado convencido de que el PNV dejará al presidente del Gobierno en la estacada cuando logre "lo que quiere sacar", como a su juicio hicieron los nacionalistas vascos cuando "apuñalaron" a Rajoy.

"Que no se engañen y se anden con ojo, porque en cuanto saquen lo que tengan que sacar les darán la espalda", ha advertido Alonso, quien ha defendido que "el Estatuto vasco no solo se ha cumplido, sino que hay muchas competencias que ahora ostenta el Gobierno vasco que no estaban previstas e incluso estaban expresamente excluidas", como los impuestos especiales.

Respecto a las negociaciones que Madrid y Vitoria van a abordar para traspasar la competencia sobre prisiones, Alonso ha avisado de que al PNV no le interesa gestionar las cárceles del País Vasco, sino que su objetivo es controlar "la política penitenciaria y el acercamiento de presos de una organización terrorista determinada". Por eso, ha emplazado al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, quien se mostró contrario a transferir esta materia, a que "imponga su criterio" en el Gobierno de Sánchez.

Y sobre la gestión del régimen económico de la Seguridad Social ha vaticinado que "no se va a transferir" a Euskadi y "no se va a romper la caja única, pilar de la solidaridad en España". "No lo vamos a permitir", ha enfatizado el dirigente popular. Sobre este asunto, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha dejado claro hoy en una entrevista en Radio Euskadi que esta materia se queda al margen de la negociación porque "la caja única es intocable".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información