El Poder Judicial descarta sancionar a la juez y presunta pitonisa de Lugo

El órgano de gobierno de los jueces basa su decisión en que las pruebas de que la magistrada echaba las cartas se grabaron con cámara oculta

Octavilla que anuncia los servicios de pitonisa que se atribuyen a la juez.
Octavilla que anuncia los servicios de pitonisa que se atribuyen a la juez.

La juez de Vigilancia Penitenciaria número 3 de Lugo, María Jesús García Pérez, no será suspendida aunque el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) consideró acreditado "indiciariamente" que cobra por echar el tarot y que siguió haciéndolo incluso cuando trascendió públicamente su actividad como vidente. La comisión disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces ha acordado este miércoles archivar el expediente abierto a la magistrada porque considera ilícita la prueba en la que se basaba la denuncia: una grabación con cámara oculta realizada por un medio de comunicación en el domicilio de la magistrada.

El Promotor de la Acción Disciplinaria (la autoridad disciplinaria del CGPJ) atribuía a la juez una supuesta comisión de una falta muy grave consistente en el ejercicio de actividades incompatibles con el cargo judicial (echar las cartas del tarot) y solicitaba para ella una sanción de seis meses de suspensión de funciones. La votación por la que se ha cerrado el caso ha sido reñida y se ha saldado con cuatro votos a favor del archivo y tres en contra. Han votado a favor los vocales Roser Bach, Victoria Cinto, Vicente Guilarte y Enrique Lucas; mientras que se han pronunciado en contra los vocales Ángeles Carmona, Carmen Llombart y Wenceslao Olea.

Más información
Las ciencias ocultas de la juez de Lugo
La juez y presunta pitonisa de Lugo se enfrenta a una suspensión cautelar

La fiscalía también había solicitado la suspensión provisional por ese periodo, mientras que la magistrada y supuesta pitonisa se había opuesto a la sanción. Es la segunda vez que la comisión disciplinaria ampara a la juez. Ya el pasado mes de julio este órgano rechazó (en ese caso por cinco votos a dos) suspender de forma cautelar a la magistrada mientras se tramitaba el expediente abierto contra ella. Fuentes de la comisión disciplinaria valoraron entonces que una sanción cautelar era una medida muy grave que resultaba excesiva en este caso, pero no descartaban que la juez fuera sancionada cuando terminara la investigación.

El expediente disciplinario se abrió a raíz de una investigación iniciada en el Tribunal Superior de Justicia de Galicia por un escrito del presidente de la Audiencia Provincial de Lugo en el que comunicaba que había tenido conocimiento de que la magistrada “de forma pública reparte octavillas publicitarias (…), anunciándose como tarotistay vidente con gran experiencia en echar cartas de tarot”. Este escrito dio lugar a la apertura de una investigación por parte de la autoridad disciplinaria del Consejo a las que se unieron varias informaciones periodísticas en las que se afirmaba que es la propia magistrada la que realiza esta actividad.

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS