Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tormenta Leslie deja cinco heridos graves en Cataluña

Cataluña ha sido la región más afectada con 17 heridos, el desbordamiento de un río y cortes en el suministro eléctrico

Árbol caído en Terrassa (Barcelona) tras el paso de la tormenta Leslie.

Las últimas horas del huracán Leslie a su paso por la Península dejaron en Cataluña las consecuencias más graves. Leslie, que llegó España con forma de tormenta tropical, causó entre el domingo y ayer 17 heridos, cinco de ellos graves, y provocó inundaciones, y el desbordamiento del río Sió en Cataluña. Hasta 14.000 personas sufrieron cortes de luz y doce tramos de carreteras de Girona y Barcelona se vieron afectados por cortes e inundaciones. Doce provincias siguen en alerta amarilla ante la llegada de los restos del huracán Michael.

El temporal hizo sonar en Cataluña el teléfono de emergencias hasta 1.276 veces por 982 incidencias entre la tarde del domingo hasta las 10.30 del lunes. La mayor parte de ellas se localizó en los alrededores de Tarragona, y se trató de inundaciones de bajos y subterráneos, filtraciones en edificios, árboles y ramas caídas y personas atrapadas en vehículos.

Los bomberos de la Generalitat atendieron 628 avisos por incidentes desde el domingo a las dos de la tarde hasta las ocho de la mañana del lunes. La mayoría de ellos para despejar la calzada de la caída de árboles, ramas, piedras y barro.

Uno de los incidentes más importantes se produjo en la carretera N-II, en Malgrat del Mar (Barcelona) cuando el viento tiró el tejado de una gasolinera que quedó precintada. Mientras que en Tortosa (Tarragona) un edificio abandonado se derrumbó y obligó a desalojar a seis personas de inmuebles adyacentes, aunque no hubo ningún herido.

Las lluvias dejaron más de 200 litros de agua por metro cuadrado en la sierra del Montseny, y la estación meteorológica de Viladrau (Barcelona) fue la que más agua recogió con 209,3 litros por metro cuadrado. Estas fuertes lluvias provocaron el desbordamiento del río Sió, a su paso por Les Oluges (Lleida) e hizo que el resto de ríos experimentaran una fuerte crecida en su caudal, algo que preocupaba especialmente en los pantanos del sistema Ter-LLobregat, ya muy llenos antes de las últimas precipitaciones. Actualmente se encuentran al 96% de su capacidad, unos 587 hectómetros cúbicos. El Ter, el Fluvià y el Llobregat fueron los que más aumentaron su caudal.

Doce carreteras de Girona y Barcelona se vieron afectadas por cortes e inundaciones en las provincias de Barcelona y Girona, lo que obligó a suspender el transporte escolar en seis municipios. Y hasta 14.000 personas de las localidades de Malgrat de Mar (Barcelona), Sant Quirze de Besora (Barcelona), Blanes (Girona), Ripollet (Barcelona) y Tivissa (Tarragona) sufrieron cortes en el suministro eléctrico.

En Mallorca ayer se retomaron durante la mañana, las labores de búsqueda de Artur, el niño de cinco años desaparecido tras las lluvias torrenciales que asolaron la isla el pasado martes. El operativo de búsqueda, formado por tres helicópteros y 300 personas a pie, tuvo que ser suspendido el domingo debido al mal tiempo. En Menorca, también se registraron rachas de viento de 109 kilómetros por hora que provocaron importantes retrasos y cancelaciones en el tráfico aéreo.

Leslie también causó el domingo 28 heridos leves en Portugal, 61 desalojados, cientos de miles de viviendas sin electricidad y destrozos en casas y vías públicas, así como pequeñas incidencias en zonas de España, como Extremadura, Comunidad Valenciana y las dos Castillas. En Francia, al menos 13 personas han muerto en el sur del país, que sufre las peores inundaciones desde 1891.

El próximo temporal vendrá de la mano del huracán Michael, convertido en borrasca extra-tropical, que dejará fuertes lluvias que superarán los 20 litros por metro cuadrado y temporales marítimos con olas de hasta 4 y 5 metros. Esta previsión ha hecho que la Agencia Estatal de Meteorología activara la alerta amarilla en 12 provincias de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia y Cataluña.

Leslie, un "ciclón histórico"

VICTORIA TORRES

Leslie es considerado ya por la Aemet un "ciclón histórico" al ser el huracán que más se ha acercado a la Península Ibérica hasta ahora. "Leslie conservó la categoría de huracán hasta las puertas de la Península", explica Rubén del Campo, que lo considera "un fenómeno excepcional". "Quizá el único precedente parecido sea la depresión tropical Vince", prosigue el portavoz, aunque recuerda que una depresión es "menos intensa" que un huracán. Vince afectó a la Península en octubre de 2005.

Ese mismo año, que tuvo una temporada de huracanes tan intensa que se acabaron los nombres y hubo que tirar el alfabeto griego, la tormenta tropical Delta afectó a Canarias en noviembre. "Delta pasó muy cerca de Canarias con rachas de vientos de 248 kilómetros por hora en Izaña (Tenerife). "Ophelia, que nos visitó por las mismas fechas del año pasado, fue el sistema tropical más potente formado cerca de Europa. Fue un huracán de categoría 3 pero no nos afectó de lleno, aunque sus vientos ayudaron a exacerbar los incendios de Galicia", relata el experto.

Tras una trayectoria difícil de predecir, Leslie entró la madrugada del sábado al domingo más al norte de lo esperado, cerca de Oporto. "Un poco antes de tocar tierra ya había perdido sus características tropicales pero conservaba vientos de fuerza de huracán", explica Del Campo, que añade que al entrar a tierra "se desestructuró" y avanzó "muy debilitado" y con forma de borrasca por España. Dejó vientos fuertes o muy fuertes en el noroeste, en zonas de Castilla y León, y precipitaciones en el sur de Galicia.

A lo largo de ayer domingo "Leslie se fue al norte impulsado por una vaguada o lengua de aire frío procedentes de altitudes altas", aclara Del Campo. Esta vaguada por sí sola "ya llevaba asociada mucha inestabilidad y lluvias fuertes", que un Leslie ya muy desdibujado hizo "más intensas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información