Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno cesa a dos altos cargos que negociaban el reparto de menores extranjeros

El Consejo de Ministros aprobará este viernes la salida de la secretaria de Estado de Servicios Sociales y de la Directora General de Servicios para la Familia y la Infancia

María Teresa Patiño Lafuente, directora general de Servicios para la Familia y la Infancia, en su toma de posesión, este julio.
María Teresa Patiño Lafuente, directora general de Servicios para la Familia y la Infancia, en su toma de posesión, este julio.

El Consejo de Ministros destituirá este viernes a dos altos cargos del Ministerio de Sanidad en plena negociación con las comunidades autónomas por el reparto de menores extranjeros no acompañados. La ministra María Luisa Carcedo prescinde de la directora general de Servicios para la Familia y la Infancia, María Teresa Patiño, y de la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Pilar Díaz, nombradas por la anterior responsable de la cartera, Carmen Montón.

Las dos destituciones coinciden en el tiempo con la búsqueda de un acuerdo entre el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social con los Ejecutivos autonómicos para ultimar un plan de reparto de los menores extranjeros no acompañados. La interlocución no está siendo fácil ante la resistencia de algunas regiones a solidarizarse con la acogida. Andalucía tutela en la actualidad casi el 50% de los 11.000 inmigrantes menores y sin familia en España.

El ejemplo de la crisis de los cayucos

La gestión de la crisis de los cayucos en 2006 durante la primera legislatura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero podría servir de inspiración al actual Ejecutivo socialista. Entonces, 30.000 migrantes llegaron a las costas de Canarias, entre los que se encontraban 700 menores no acompañados. Alrededor de 500 de ellos fueron reubicados en una primera fase en diferentes comunidades por la Península tras las presiones del Gobierno canario a la Administración central.

Diferentes fuentes achacan el cese de las dos altos cargos a distintas causas y no únicamente a las dificultades de lograr avances en el caso de los menores migrantes. Patiño afirmó a EL PAÍS que su destitución no se debe a motivos relacionados con su desempeño, sino a la voluntad de la nueva ministra de montar su propio equipo.

La previsión es que el relevo de Patiño sea Ángel Parreño, asesor en el Ministerio de Sanidad y con experiencia en la gestión de servicios sociales municipales, responsabilidad que ejerció en el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Parreño ya estaba trabajando ayer mismo, en coordinación con la Secretaría de Estado de Migraciones, en una distribución más proporcional de los menores extranjeros no acompañados. Lograr un acuerdo es una de las prioridades de Carcedo, que antes de ser nombrada al frente de Sanidad el pasado 13 de septiembre era la Alta Comisionada para la Lucha contra la Pobreza Infantil.

Patiño fue delegada provincial de la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, jefa de área de Bienestar Social y ocupó diversos puestos de jefa de servicio. Es también pareja de Carlos Macía, que fue jefe de gabinete de Montón en el ministerio y que perdió el cargo el 21 de septiembre, diez días después de que la exministra dimitiera al desvelarse las irregularidades en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos.

Cuatro meses en el cargo

Entretanto, la Dirección General para la Familia y la Infancia trabaja en la redacción del Real Decreto que sentará las bases del reparto de los menores extranjeros y la distribución de 40 millones de euros destinados, por un lado, a las comunidades autónomas que más esfuerzo han invertido en la acogida de los 11.000 menores extranjeros no acompañados que hay en España y, por el otro, a las que se comprometan a abrir plazas para acogerlos. La propia ministra Carcedo confirmó que confía en que tanto el Real Decreto como la distribución de los menores pueda aprobarse a finales de este mes.

El Consejo de Ministros aprobará también la destitución de la Secretaria de Estado de Servicios Sociales, Pilar Díaz, que como Patiño también era cargo de confianza de Montón. Ana Lima será la previsible reemplazo de Díaz tras cuatro meses en el cargo. Hasta su nombramiento el pasado 8 de junio —como Patiño— en el organigrama del Gobierno de Pedro Sánchez, Díaz fue directora del Observatorio de la Discapacidad Física y Orgánica y presidenta de la Federación de entidades de personas con discapacidad física y orgánica Francesc Layret COCEMFE Barcelona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información