Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanción mínima para el piloto al que se le escapó un misil en Estonia

El Ejército del Aire castiga como falta leve el disparo fortuito de un proyectil en unos ejercicios de la OTAN

Dos militares españoles, ante un caza Eurofighter en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla).
Dos militares españoles, ante un caza Eurofighter en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla).

El Ejército del Aire ha impuesto la sanción mínima, una falta disciplinaria por falta leve, castigada como máximo con una semana de multa o 14 días de arresto, al piloto del avión de combate Eurofighter que el pasado 7 de agosto disparó por error un misil durante unas maniobras en Estonia. El instructor del expediente ha concluido que el piloto, un veterano comandante, cometió una negligencia, pero ha apreciado atenuantes.

El disparo accidental de un misil aire-aire AIM-120 AMRAAM no provocó daños personales ni materiales, pero pudo haber causado una tragedia si el proyectil hubiera alcanzado a alguno de los otros tres aviones que participaban en el ejercicio: otro Eurofighter español y dos Mirage 2000 franceses. Al no hallar ningún blanco, el misil siguió su trayectoria y probablemente se autodestruyó en el aire.

Los cuatro aviones formaban parte de la operación de policía aérea por la que la OTAN vigila el espacio aéreo de las repúblicas bálticas frente a las incursiones de aeronaves rusas. Durante 10 días, el Ejército estonio realizó una intensa búsqueda en la zona para recuperar el misil, pero nunca encontró sus restos.

La investigación ha descartado un fallo técnico y ha determinado que la causa del disparo fortuito fue un error humano. Sin embargo, ha restado gravedad a la negligencia al considerar que el comandante pudo despistarse porque se preocupó de que el otro piloto español aplicase todas las medidas de seguridad, pero se olvidó de aplicarlas él mismo a su avión.

El código disciplinario militar castiga como falta leve la “inexactitud en el cumplimiento de los deberes [...] propios del puesto que desempeñe mientras preste servicio en organizaciones internacionales o durante su participación en operaciones militares”.

Los dos Eurofighter españoles formaban parte del destacamento de seis cazas y 135 militares desplegados en la base de Siauliai (Lituania) desde el pasado mayo hasta el 31 de agosto.

Tras el incidente, la OTAN paralizó durante una semana los vuelos de los cazas españoles, que fueron sustituidos por franceses y portugueses, hasta descartar que el disparo se produjera por un fallo técnico que pudiera repetirse. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó su preocupación por lo sucedido, y la ministra española de Defensa, Margarita Robles, habló con su homólogo estonio, Jüri Luik.

El AIM-120 AMRAAM es un misil aire-aire, fabricado por la empresa estadounidense Raytheon. Pesa 152 kilos, mide 3,7 metros y tiene 180 milímetros de diámetro. Su alcance llega a los 100 kilómetros y tiene una carga explosiva de unos 25 kilos. El coste por unidad ronda los 350.000 euros.