PP y Ciudadanos frenan la reforma legal para esquivar el veto del Senado a los Presupuestos

La Mesa del Congreso impide la tramitación urgente de la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria pactada por el PSOE y sus aliados

FOTO: Alicia Sánchez-Camacho, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y Rosa María Romero antes de la reunión de la Junta de Portavoces. / VÍDEO: Declaraciones de Adriana Lastra, portavoz del PSOE en el Congreso.ULY MARTIN / EPV (EP)undefined

El PP y Ciudadanos han puesto una nueva piedra en el camino de los Presupuestos Generales de 2019 del Gobierno socialista. Los dos partidos en la oposición sumaron fuerzas en la Mesa del Congreso, en la que tienen mayoría, para bloquear el intento del Ejecutivo de aprobar las cuentas públicas con un objetivo de déficit más laxo negociado con Bruselas, que le daría unos 5.000 millones de euros extra de gasto público. El revés parlamentario, aunque el PSOE peleará para revertirlo, podría abocar al Ejecutivo a resignarse a aprobar las cuentas con la senda de déficit del PP.

Más información

Populares y Ciudadanos impidieron que prosperara la solicitud del Gobierno y de sus socios de reformar por el trámite de urgencia y lectura única la ley de estabilidad presupuestaria. El Ejecutivo y Podemos habían pactado reformar esta ley para arrebatar al Senado el poder de vetar la senda de déficit. Con la mayoría absoluta del PP en la Cámara alta, los populares bloquearían el nuevo objetivo de déficit negociado por el Ejecutivo con Bruselas. Pero la oposición no les permite reformar la ley a tiempo para presentar en el Congreso los Presupuestos antes de finalizar el año.

Los socialistas acusaron a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, de permitir “filibusterismo” parlamentario por haber participado de la decisión de la Mesa. Su propósito es recuperar la tramitación por vía de urgencia tratando de forzar un nuevo debate en las próximas semanas. Pero la decisión del PP y del partido de Albert Rivera podría repetirse entonces.

La Mesa del Congreso tomó la decisión por cinco votos (tres del PP y dos de Ciudadanos) contra cuatro de que la proposición de ley del PSOE y Unidos Podemos para la reforma siga el trámite ordinario en lugar de uno urgente, lo que implica un debate que puede prolongarse más de medio año. Eso significa que no daría tiempo a aprobar la reforma con la que a su vez poder aplicar el nuevo objetivo de déficit antes de noviembre, cuando el Gobierno quiere presentar en el Congreso el proyecto de Presupuestos.

El PSOE va a promover el mismo debate en la Mesa en las próximas semanas para tratar de forzar un cambio de criterio del PP y de Ciudadanos, pero estos tienen la última palabra. Si ese intento fracasara, Pedro Sánchez se resignaría a aprobar las cuentas del Estado con la senda de déficit del PP, indicaron fuentes de La Moncloa, informa Carlos E. Cué. En el Ejecutivo, con todo, relativizan las consecuencias que supondría ese revés y aseguran que aprobar las cuentas con los números del PP solo supone el recorte adicional de una décima de PIB (unos 1.000 millones de euros) en el caso de la Administración central. El mayor ajuste lo sufrirían las autonomías y los Ayuntamientos, que ganaban margen con la nueva meta de déficit.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción