Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un montañero tras caer 100 metros en el pico Infiernos de Panticosa

Una mujer de 51 años sufre lesiones graves al resbalar por un nevero y precipitarse unos 30 metros

Un agente, durante el rescate en un nevero de Panticosa (Huesca).rn rn
Un agente, durante el rescate en un nevero de Panticosa (Huesca).

Un montañero, que responde a las iniciales L.S.U., de 63 años y vecino de Castro Urdiales (Cantabria), ha fallecido este domingo al resbalarse en un nevero y precipitarse cien metros por una canal de nieve en el pico Infiernos del Pirineo aragonés, ubicado en el término municipal de Panticosa (Huesca). Según ha informado la Guardia Civil, el accidente ocurrió hacia las 12.30 y fue el guarda del refugio de Bachimaña quien dio el aviso.

Hasta el lugar del accidente se dirigió personal de Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (Ereim) de Panticosa, de la Sección de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) de Jaca, la Unidad Aérea de la Guardia Civil con base en Huesca y un médico del 061.

El montañero, que iba equipado con piolet y crampones, se localizó a unos 100 metros del fondo de una canal por la que se ha precipitado, en una zona con gran cantidad de nieve y muy vertical. El médico solo pudo certificar su fallecimiento. El cuerpo fue trasladado a la helisuperficie de Panticosa y desde allí, al depósito de cadáveres de Jaca a la espera de la autopsia.

Además, una mujer de 51 años, vecina de San Sebastián, sufrió lesiones graves también al resbalar por un nevero y precipitarse unos 30 metros desde la Gran Facha hasta el Ibón Superior, a unos 3.000 metros de altitud en el término de Panticosa. Sufría policontusiones y posibles fracturas en vertebras, pierna y pelvis. Fue evacuada hasta Panticosa, donde una UVI móvil la trasladó al hospital San Jorge de Huesca. Estos dos incidentes graves se suman a los 14 rescates de personas accidentadas que ha llevado a cabo la Guardia Civil rescató entre el viernes y sábado en distintas zonas del Pirineo. 

La Guardia Civil de Huesca ha recordado la importancia de cumplir con las medidas de seguridad y de llevar la equipación necesaria cuando se van a realizar actividades en montaña y, en especial, en alta montaña, donde este año todavía hay acumulada mucha nieve. En este sentido, ha recordado que durante este verano ya se han producido tres accidentes en el mismo punto del pico Infiernos donde ha fallecido un montañero este domingo, dos de ellos graves y el último, mortal.

El motivo puede deberse, continúan, a que se accede al Pico Infiernos con cierta facilidad desde los Ibones Azules y, con el fin de realizar la ruta circular y no regresar por el mismo camino que es más largo, se desciende por la canal suroeste de los Infiernos, que otros años se encontraba limpia de nieve, pero que ahora obliga a utilizar material técnico, como piolets y crampones.

Más información