Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Candidato contra candidata, exministros contra exministros

Casado y Sáenz de Santamaría celebran una comida de trabajo con sus respectivos equipos a pocas horas de la elección del sucesor de Rajoy

Fotografías facilitadas por la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría (arriba) y de Pablo Casado (abajo), de los encuentros que los dos candidatos a liderar el PP han celebrado hoy en Madrid.

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado han celebrado este jueves, último día antes del congreso en el que se elegirá al sucesor de Mariano Rajoy, sendas comidas con sus respectivos equipos y apoyos de campaña. El vicesecretario lo hizo en el restaurante Jai Alai del centro de Madrid con el bloque de exministros que se han posicionado en contra de la exvicepresidenta -alguno de ellos ya desde la etapa en el Gobierno-, como Rafael Catalá (Justicia), José Manuel García Margallo (Exteriores), José Manuel Soria (Industria, dimitió tras el escándalo de los papeles de Panamá) y algunos de los más próximos a Cospedal, que ahora se han pasado a su equipo: Isabel García Tejerina (Agricultura), Dolors Montserrat (Sanidad) y la propia Cospedal. 

La exvicepresidenta pidió unas pizzas en la sede del PP, en la calle Génova, para comer con sus más fieles colaboradores: Javier Arenas (que recluta apoyos para ella en Andalucía junto a Juan Manuel Moreno), los exministros Alfonso Alonso (Sanidad), Fátima Báñez (Trabajo), e Íñigo de la Serna (Fomento) y su jefe de campaña, José Luis Ayllón, entre otros.

Después del postre, en la comida de Casado escribieron un manifiesto de apoyo al vicesecretario en el que los exministros declaran su apoyo oficial a la candidatura del vicesecretario para suceder a Mariano Rajoy. "Representa la renovación y la experiencia necesarias que precisa hoy nuestro partido así como su consolidación como proyecto político más fuerte y más unido y ganador", dicen. El texto recuerda que el vicesecretario ha integrado en su candidatura a todos los que no pasaron en la primera ronda de las votaciones de primarias, el pasado 5 de julio, encabezadas por Cospedal, que tras una década siendo secretaria general del PP quedó eliminada en la primera fase del proceso.

Fuentes próximas a Rajoy aseguran que no le ha gustado nada la forma en que se ha convocado esa comida, ni el momento, así como el tono de la campaña de primarias y los reproches que se han hecho durante la misma a parte de su gestión, especialmente en Cataluña. Este viernes pronunciará un discurso en la sesión inaugural del congreso del PP: su despedida política.

A apenas unas horas de la votación, los dos candidatos dicen contar con ventaja suficiente para ganar este sábado. Ambos representan dos modelos distintos para el PP: ella, más continuista con Rajoy, con el que ha trabajado casi 20 años; él, más próximo al expresidente José María Aznar. En los últimos días se han lanzado reproches por esa batalla ideológica. "Las elecciones se ganan ocupando el centro. Nuestro partido no puede irse a una esquina", declaró este jueves la exvicepresidenta en Onda cero. "Querer hablar de valores y principios no es montar una secta. Esto no es Operación Triunfo", aseguró él en una entrevista en EL PAÍS.

Más información