Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez dice que “lo importante” es que Puigdemont será juzgado en España

El jefe del Gobierno evita calificar la decisión de la justicia alemana sobre el expresident

Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa tras cerrar la cumbre de la OTAN.
Bruselas / Barcelona

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, restó importancia este jueves a la decisión alemana de extraditar a Carles Puigdemont solo por malversación y no por rebelión. “Lo importante”, dijo, es que será juzgado por tribunales españoles. Mientras, en la Generalitat, la resolución alemana se celebró como una victoria propia y “un revés para España”. Abogados de encarcelados por el procés la usarán para pedir su libertad. Albert Rivera cargó contra el funcionamiento de la euroorden.

“Lo importante es que los involucrados [en el proceso secesionista] tienen que ser juzgados por tribunales españoles. Y eso va a ocurrir”, dijo el presidente del Gobierno desde Bruselas, evitando entrar a comentar la decisión de la justicia alemana. “Las resoluciones judiciales no se califican, se respetan”, insistió.

En sus primeras declaraciones sobre la entrevista que el pasado lunes mantuvo en La Moncloa con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, reconoció que las posiciones están muy alejadas. Un conflicto que se había estado gestando durante años no se va a solucionar “ni en un día, ni en dos meses ni en cinco”, dijo, pero lo importante era “empezar a dialogar” y poner en marcha la comisión bilateral Estado-Generalitat, que no se reunía desde 2011. Ante el anuncio de Torra de que planteará la celebración de un referéndum en su próxima reunión, el presidente del Gobierno pidió a la Generalitat que sea “generosa” y evite poner por delante los temas de desacuerdo.

El independentismo, por su parte, estaba eufórico con la decisión del tribunal alemán. Para la portavoz del Govern, Elsa Artadi, se trata de “una victoria para la causa independentista y un nuevo revés para la justicia española”. La también consejera de Presidencia de la Generalitat, manifestó su confianza máxima en que la acusación por malversación no prosperará.

“El exministro Cristóbal Montoro ya ha dicho que no ha habido malversación. El ministro de un Gobierno español que fiscalizaba cada céntimo del dinero de la Generalitat”, insistió el portavoz de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, en referencia a unas declaraciones del ex responsable de Hacienda en las que descartó que bajo la intervención financiera impuesta por el Gobierno central se hubiera financiado el procés.

El vicepresidente del Parlament Josep Costa recordó que los líderes independentistas que solo están acusados de malversación no están en prisión preventiva. Tal es el caso de los exconsejeros Santi Vila o Carles Mundó.

Desde ERC, Sergi Sabrià aseguró que la decisión de la justicia alemana “debería de suponer la libertad de todos los presos políticos catalanes”. Diversos abogados de líderes independentistas, como Jordi Pina (que defiende a Jordi Turull y Josep Rull) o Andreu Van den Eynde (abogado de Oriol Junqueras), adelantaron que usarán la decisión alemana para reclamar la libertad de sus clientes. “No hubo violencia y por tanto no hay rebelión”, defendió la portavoz de Catalunya en Comú-Podem, Elisenda Alamany.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cargó contra el funcionamiento de la euroorden. “Aquellos que dieron la cara ante la justicia van a ser juzgados por todos los delitos del Código Penal y, en cambio, los que huyen de la justicia, como el señor Puigdemont, pueden tener un beneficio”, dijo.