Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación plantea subir 100 euros las becas a los alumnos más necesitados

Los estudiantes consideran la subida "pobre, muy escasa" y que "no soluciona el problema del sistema de becas"

La ministra Isabel Celaá en su despacho.
La ministra Isabel Celaá en su despacho.

El Gobierno estudia subir 100 euros la cuantía de las becas para los alumnos más necesitados, como ha adelantado este jueves la Cadena Ser. Los estudiantes, representados por Carles López, presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae), consideran que el anuncio del Gobierno es "una subida bastante pobre, muy escasa; son 10 euros al mes para cada estudiante que no solucionan el problema del sistema de becas y no aumenta en equidad". Los sindicatos defienden "un sistema público de becas que impida que una persona, por razones económicas no pueda continuar con sus estudios", como apunta José Luis López, de STEs-Intersindical. Reconocen sin embargo que el ministerio tenía poco margen de maniobra porque los plazos apremian y los Presupuestos Generales del Estado dejan poco margen.

El Gobierno introduce pocas novedades sobre el mismo decreto que presentó el ministerio de Íñigo Méndez de Vigo y que ya estaba en tramitación, para no dilatar los plazos que afectan a más de 700.000 alumnos. La principal es el incremento de la cuantía fija de las ayudas para los alumnos de familias del umbral uno de renta, que son las que tienen tres miembros con unos ingresos netos máximos anuales de 10.606 euros y las familias de cuatro con ingresos de 13.909. Con este aumento, los becarios de este grupo pasarán de recibir 1.500 a 1.600 euros en esa parte fija, que puede aumentar con la cuantía variable.

Esos 100 euros extra -que el Gobierno estima que recibirán unos 250.000- provendrán de una bolsa de 10 millones de euros que forma parte del aumento de 50 millones que el anterior Gobierno incluyó en los Presupuestos Generales del Estado.

Como ya anunció el Gobierno del PP, en la convocatoria para el curso 2018-2019 se baja de 5,5 a 5 la nota necesaria para acceder a la ayuda para la matrícula universitaria el primer año. Fuentes del ministerio avanzan también que su propuesta mantiene las conocidas como becas de excelencia, que se conceden a los alumnos con mejores notas, independientemente de su renta.  La cuantía se reduce sin embargo, y pasarán de los 125 a 200 euros que proponía el PP a una horquilla de entre 50 a 125 euros, aunque la cifra podría cambiar.

El Gobierno plantea revisar desde septiembre todo el sistema para mejorar las ayudas a partir del curso 2019-2020 y "que esté de acuerdo con lo que cree este nuevo ministerio y reivindican las organizaciones de la comunidad educativa", como ha anunciado Diego Fernández, director general de Planificación y Gestión Educativa. El Ejecutivo reactivará además el Observatorio de Becas, que creó el exministro de Educación Ángel Gabilondo y que decayó con el PP.

Críticas de los estudiantes

Los estudiantes han defendido en el Consejo Escolar del Estado una mayor subida de las cuantías para las familias del umbral uno para "caminar hacia un sistema más equitativo". Esto se consigue, según ha explicado Carles López a la salida de la reunión en la que el ministerio ha planteado su propuesta, "primero, asegurando la beca como derecho, lo que no se ha hecho en esta convocatoria, y segundo, subiendo con valentía las cuantías fijas".

López denuncia además que la subida en el criterio de méritos académicos es más alta que la que se introduce para las familias más necesitadas. "Ahora mismo será más difícil obtener una beca en bachillerato que en universidad, porque no se han tocado los criterios académicos", añade. "Los 100 euros es una medida estética que no avanza hacia la equidad".

"Es una cuantía todavía insignificante porque 100 euros, si lo prorrateamos entre los distintos meses, en realidad son 10 euros", coincide Nicolás Fernández, presidente del sindicato independiente de profesores ANPE. "Hay que aprobarlo por razones de urgencia", añade, confiado en que a partir de septiembre se trabaje en un decreto nuevo.

"Esperábamos más y esperábamos más en los niveles más bajos", manifiesta López, de STEs-Intersindical. "La sociedad tiene unas necesidades y no las cubre el ministerio", dice. Miguel Recio, de CC OO, considera "escandaloso" que lo que se gasta el ministerio en becas -más de 1.400 millones de euros- es tanto como lo que el Gobierno destina a bonificiaciones y deducciones por motivos educativos, que piden suprimir. Con todo, no se muestra "defraudado" porque admite que el ministerio había "heredado condiciones muy rígidas".

El borrador del decreto de ayudas al estudio del Ministerio de Educación y Formación Profesional, que dirige Isabel Celaá, pasará por cuatro organismos consultivos antes de ser aprobado este mes en el Consejo de Ministros. En el Consejo de Estado la ponencia ha sido aprobado por 12 votos a favor y siete en contra, con un voto particular de los sindicatos STES-intersindical, CC OO, UGT, Ceapa (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado) y Canae, que además ha presentado enmiendas que han sido aprobadas.

Más información