El PSOE propondrá un candidato para presidir RTVE que pertenezca a la plantilla

Andrés Gil, propuesto por Podemos, renuncia por la ausencia de consenso político y de apoyo de los trabajadores

Concentración de trabajadores de RTVE el pasado viernes.Foto: atlas
Más información
ERC y el PNV, imprescindibles en la votación, no apoyarán a Gil como presidente de RTVE
En busca de un candidato ‘de la casa’ para RTVE

La capacidad de propuesta para dirigir RTVE la tiene Podemos porque así se acordó entre el PSOE y esa fuerza política, con el visto bueno de Pedro Sánchez. Esa capacidad de momento choca con los nombres que propone al no ser considerados idóneos por la plantilla de la corporación. Sin su acuerdo el PSOE no puede avalar la candidatura por lo que insta a Podemos a que proponga a un candidato que salga de RTVE, o de fuera si su perfil es incuestionable. Este fue el mensaje que Podemos recibió el pasado viernes tras una reunión en Moncloa.Esta situación ha provocado que uno de los nombres que propuso el partido de Pablo Iglesias, Andrés Gil, haya anunciado este domingo a través de un artículo en eldiario.es que renuncia a la candidatura.  "Decido apartarme, se necesitan consensos más amplios", ha asegurado el periodista.

La negociación para la renovación de la cúpula de RTVE aunque con carácter provisional, a la espera de que se apruebe una ley que lleva aparejado un concurso público, comenzó con el ánimo de que no saliera del ámbito parlamentario. No se pensó que las cosas se fueran a complicar tanto y que la intervención de un enviado del presidente del Gobierno, Iván Redondo, su jefe de gabinete, tuviera que ser necesaria. Este alto cargo ha estado en el Congreso como partícipe esencial de muchas conversaciones pero protagonizó una el pasado viernes que, en principio, ha podido desbloquear la situación.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se encontraba el viernes en Bruselas, en plena cumbre del Consejo Europeo, pero no pudo desentenderse del embrollo que había sobre la elección del presidente de RTVE. Allí conoció la protesta sentida y doliente de los trabajadores de RTVE. La decepción de los trabajadores era máxima al conocer que la capacidad de propuesta para su presidente recaía en exclusiva en Unidos Podemos. No estaban de acuerdo con el procedimiento pero tampoco con las personas que proponían, ajenas al mundo audiovisual y al de la gestión empresarial de esta corporación, con más de 6.000 empleados, con una complejidad financiera de gran calado.

Así las cosas, el presidente del Gobierno pidió a Iván Redondo que el mismo viernes tratara de convencer a Podemos de que mantuviera esa capacidad de propuesta pero sin dar la espalda a la plantilla, en cuyo seno hay profesionales que dan el perfil para ocupar el cargo. Si no es de dentro de esa casa, el propuesto debía tener un perfil incuestionable. Estos fueron los parámetros de la conversación que se desarrolló en la reunión celebrada en Moncloa, según ha podido saber EL PAÍS, convocada por Redondo. A la misma asistieron la portavoz parlamentaria del PSOE y vicesecretaria general, Adriana Lastra, y el secretario general del grupo parlamentario, Rafael Simancas. Por Podemos acudió Noelia Vera, portavoz de la ejecutiva, y Juanma del Olmo, secretario de Comunicación.

Pero no está siendo fácil, a pesar de que la actitud de Podemos ha virado hacia mensajes de concordia y acuerdo. “No hay líneas rojas”, dijo ayer su secretario de Organización, Pablo Echenique. “Apostamos por una televisión pública rigurosa e independiente, sin dejar de apostar por el concurso público”, señaló este dirigente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El bloqueo que durante nueve meses han ejercido los grupos parlamentarios para relevar a la cúpula de RTVE ha llevado al Gobierno a presentar un decreto para elegir a una nueva dirección de forma “provisional”. De momento, “no hay que plantear condiciones, sino que hay que sentarse tranquilamente a hablar y decidir qué persona puede llevar a cabo esa labor con las mejores garantías”, añadió Echenique.

Ese rechazo ha llevado al PSOE a tratar de paralizar la propuesta de Podemos. “Esperamos altura de miras de todas las fuerzas para que quien esté al frente, de RTVE cuente con el apoyo mayoritario de la Cámara, pero también y fundamentalmente de los trabajadores de la corporación”. Estas apreciaciones de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, traslucen el fondo de sus aspiraciones.

Fuera el luto

Los socialistas son conscientes de que las diez semanas de protesta de los trabajadores de RTVE, con el gesto visible de vestirse de negro los viernes, iba a continuar tras conocerse el procedimiento de negociación y las propuestas. “Queremos que se quiten el luto”, sintetizó una fuente gubernamental.

Los trabajadores de RTVE se mantienen firmes. Demandan un profesional “independiente” que, además, conozca la casa y sea respetado, especialmente por la Redacción de Informativos, el área que más ha luchado por el consenso parlamentario para desbloquear el relevo en RTVE, señalan miembros de los Consejos de Informativos. “Los políticos no han entendido nada. Estamos en contra de todos aquellos que quieran hacer un uso patrimonial de RTVE, sean del PP, del PSOE o de Podemos”, concluyen.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS