Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El principal implicado del ‘caso máster’ se niega a declarar ante la juez

La magistrada rechaza elevar la causa al Tribunal Supremo, como había pedido Cifuentes

En el centro, Enrique Álvarez Conde, a su salida del Juzgado este lunes.

Enrique Álvarez Conde ha preferido este lunes guardar silencio ante la juez. El catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y director del Instituto de Derecho Público, pieza clave en el caso máster que ha acabado con la carrera de Cristina Cifuentes y apunta ahora al diputado Pablo Casado, se ha acogido esta tarde a su derecho a no declarar ante la magistrada que investiga las supuestas irregularidades que se cometieron en el centro docente. El profesor ha tomado esta decisión después de que la expresidenta de la Comunidad de Madrid haya pedido a la instructora que eleve la causa al Tribunal Supremo, puesto que el parlamentario popular se encuentra aforado; y después de que varios profesores afirmasen que sus firmas fueron falsificadas en distintas actas de notas y que varios exalumnos asegurasen que les convalidaron asignaturas sin pedirlo.

La investigación se cierne, por tanto, sobre Álvarez Conde, ya que las declaraciones de cinco nuevos testigos la pasada semana apuntan a que la modificación de calificaciones no se habría limitado supuestamente a Cristina Cifuentes. De hecho, la magistrada del juzgado de Instrucción número 51 de Madrid avanza en sus pesquisas para averiguar también si el catedrático —imputado por falsedad documental— inflaba supuestamente el número de matriculados que aprobaban por algún motivo económico.

Entre ellos se encontraba Cristina Cifuentes, que acudirá esta semana a declarar como imputada. La juez ha rechazado suspender su comparecencia, prevista para las nueve de la mañana de este martes, tal y como había solicitado la expresidenta. Sus abogados querían aplazar esta cita tras pedir a la instructora que eleve la causa al Supremo, puesto que Pablo Casado se encuentra aforado. Después de recibir el escrito, la magistrada se ha opuesto a fijar otra fecha y, posteriormente, ha emitido un auto donde descarta elevar el procedimiento al alto tribunal. Según ha argumentado la instructora, aún no se ha imputado a Casado y quedan diligencias por practicar, como la declaración de varios implicados.

La ronda de comparecencias de este lunes ha arrancado a las diez de la mañana con la profesora Alicia López de los Mozos. Su supuesta firma aparece en el Trabajo Fin de Máster (TFM) de Cristina Cifuentes y también en el acta de una de las cuatro únicas asignaturas que presuntamente cursó Pablo Casado para obtener el título, ya que las 18 restantes se las convalidaron. La docente se ha ratificado de nuevo en su anterior declaración ante la juez, cuando acudió a la llamada de la magistrada como testigo y salió como imputada. Entonces, López Conde aseguró que ella no había rubricado el TFM de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. Este lunes, según informan fuentes jurídicas, también ha asegurado que recibió presiones para que no lo contara por parte de Cecilia Rosado, la segunda profesora que firmaba el TFM, que también ha acudido esta mañana como imputada. Esta se ha negado a declarar ante la juez.

A ambas les han seguido los profesores Susana Galera y Rodrigo Martín, que supuestamente convalidaron asignaturas a Cifuentes. Según han informado fuentes jurídicas, los dos han negado haber evaluado a la expresidenta. Después ha llegado el turno de María Teresa Feito, la asesora de la exdirigente del PP que acudió a la universidad el día que saltó el escándalo. La imputada ha admitido que contactó con los implicados aquella jornada, pero ha negado que los presionase.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >