Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Jesús Montero, ministra de Hacienda, y Meritxell Batet, titular de Administración Territorial

Ábalos, un ministro para cohesionar el territorio desde Fomento

Meritxell, ministra de Administración Territorial, y María Jesús Montero, titular de Hacienda. En vídeo, perfil de Meritxell Batet.

La sevillana María Jesús Montero, actual consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, será la titular de Hacienda en el Gobierno de Pedro Sánchez, mientras que la diputada barcelonesa Meritxell Batet asumirá la cartera de Administración Territorial, según fuentes socialistas. Se trata de dos puestos clave, ya que la andaluza tendrá que gestionar las cuentas públicas y los presupuestos —si salen adelante los de 2018 y el PSOE logra pactar los de 2019— mientras que la catalana tendrá la misión de gestionar la crisis territorial abierta por el separatismo de un sector de la población en Cataluña. Otra de las últimas incorporaciones que se ha confirmado este martes es la del secretario de Organización José Luis Ábalos, que será ministro de Fomento.

La elección de José Luis Ábalos tiene una gran significación para Pedro Sánchez ya que este ministro y, desde ese departamento, se tiene un enorme poder. Se trata de la cartera inversora del Estado, con la que se puede igualar, equilibrar, beneficiar y perjudicar a las comunidades autónomas. Fuentes cercanas a Sánchez aseguran que el objetivo es "cohesionar el territorio" y por tanto atender a las comunidades más perjudicadas, aunque se reconoce que los límites presupuestarios condicionarán el intento de equilibrar las desigualdades. En Gobiernos anteriores, los ministros elegidos para este cargo eran de la máxima confianza del presidente del Gobierno. José Blanco, en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y Francisco Álvarez Cascos con José María Aznar (PP).

María Jesús Montero Cuadrado (Sevilla, 1966), licenciada en Medicina y Cirugía, máster en Gestión Hospitalaria por la Escuela de Negocios EADA, casada y madre de dos hijos, ha sido subdirectora gerente del hospital Virgen del Rocío, subdirectora médica del también sevillano hospital de Valme, viceconsejera y consejera de Salud y Bienestar Social en Andalucía, antes de llegar a la cartera de Hacienda del Gobierno de Susana Díaz, con quien guarda una estrecha relación.

Montero es, de momento, la segunda andaluza que se incorpora al gabinete tras la confirmación de que la cordobesa Carmen Calvo será vicepresidenta única y ministra de Igualdad. Se trata de la más veterana en el gabinete que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, conformó en 2015, cuando Montero repitió en el cargo tras once años formando parte del gobierno andaluz de manera ininterrumpida. Ostentaba la cartera de Hacienda y Administración Pública desde 2013, y eran conocidos sus disputas con Cristóbal Montoro.

Por su lado, Meritxell Batet Lamaña (Barcelona, marzo de 1973) es licenciada en derecho por la Universidad Pompeu Fabra (gracias a una beca estatal), una carrera que ella se ufana de haber sacado mientras trabajaba de camarera. Ha sido profesora de Derecho Administrativo y también de Derecho Constitucional.

La actual secretaria de Estudios y Programas en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE fue colaboradora de Narcís Serra en la primera secretaría del PSC, directora de la Fundación Carles Pi i Sunyer, de Estudios Autonómicos y Locales. En las primeras listas electorales al Congreso de los Diputados del Partit dels Socialistes de Catalunya de 2004 concurrió como independiente, pero posteriormente se afilió al PSC. Actualmente es diputada a Cortes por Barcelona, portavoz de Administraciones Públicas del grupo parlamentario socialista. 

Más información