Ciudadanos y Podemos buscan ya alternativas ante el posible fracaso de Sánchez

Rivera e Iglesias plantean caminos similares para ir directamente a elecciones a partir del viernes

Albert Rivera, en rueda de prensa tras la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos. En vídeo, declaraciones de Juan Carlos Girauta.Foto: atlas | Video: CARLOS ROSILLO / VÍDEO: ATLAS

La batalla de las mociones de censura ha empezado. Si la iniciativa del líder socialista, Pedro Sánchez, fracasa este viernes, Ciudadanos y Podemos ya preparan propuestas similares con un objetivo común: elecciones antes de fin de año. Podemos preferiría que Sánchez fuera presidente y formara un "Gobierno progresista". Ciudadanos querría en cambio que fuera el actual presidente, Mariano Rajoy, quien anunciara los comicios. Pero si no funciona ninguna de estas dos vías, Ciudadanos y Podemos quieren elecciones como sea.

Más información
Rajoy acelera la moción de censura para cerrar la crisis cuanto antes
Sánchez ofrece al resto de partidos consensuar la fecha de las elecciones si es elegido presidente

Ciudadanos y Podemos no están acostumbrados a negociar o trabajar juntos, pero el objetivo de desalojar a Mariano Rajoy de la Presidencia del Gobierno puede acercarles durante una temporada este verano.

Si este viernes fracasa la moción de censura del socialista Pedro Sánchez, Ciudadanos quiere "convencer, presionar, exigir" a Rajoy para que convoque elecciones y cierre de modo ordenado esta legislatura, en palabras del secretario general, José Manuel Villegas. La reunión con Rajoy para reclamar comicios, o al menos la petición de un encuentro, podría llegar este mismo lunes, aunque todavía "no hay nada previsto", según fuentes del partido.

Si Rajoy se enroca en Moncloa a pesar de las exigencias de Ciudadanos, Rivera activará su plan B: una moción de censura "instrumental" para investir a un presidente independiente cuyo único punto del programa fuera convocar elecciones. El registro de una moción de censura necesita de 35 diputados y Ciudadanos tiene ahora 32. En el partido no han querido aún revelar a qué formaciones llamarían para que les prestasen esas tres firmas que les faltan: "No estamos aún en esa fase", advierten.

El PSOE, con quien "preferentemente" querrían hablar, según Villegas, no puede dejarles ningún diputado porque todos firmaron la moción de Sánchez. Ningún diputado puede firmar dos mociones de censura en un mismo periodo de sesiones. Ana Oramas, única diputada de Coalición Canaria, ya ha anunciado que no prestará su voto a Ciudadanos. Oramas lamentó incluso que Rivera ya le estuviera "mandando mensajitos" para hacer una moción de censura. Ciudadanos niega estos contactos.

A Rivera le quedaría por tanto la opción de sacar esos tres diputados de partidos aliados con el PP —Foro Asturias o Unión del Pueblo Navarro—, nacionalistas o Podemos. En Ciudadanos no se oponen a que Podemos estuviera en su moción: "Si Podemos quiere sumarse para convocar elecciones, pues lo hablamos, pero nadie debe sacar provecho partidista ni personal", dijo Rivera el lunes. Ahora bien, acordarla solo con Pablo Iglesias es otra cosa.

Adelantar elecciones

El líder de Podemos se mostró también abierto a negociar con Ciudadanos. Iglesias de hecho ya habló con Rivera este martes, según fuentes de Podemos. Pero Iglesias también dejó claro que ellos no necesitan ninguna ayuda para su moción de censura. Su opción es que Podemos y sus confluencias llevaran la iniciativa antes que tener que prestar diputados a Ciudadanos. "Si Pedro Sánchez fracasa el viernes hay una opción preferible a un Gobierno del PP: trabajar para que haya elecciones lo antes posible", afirmó el secretario general de Podemos a su llegada ayer al Congreso. Unidos Podemos ya presentó el año pasado una moción fallida.

Las previsibles diferencias sobre quién llevará la iniciativa se diluyen algo al pensar en el candidato. Tanto Ciudadanos como Podemos están de acuerdo en que no deberían ser sus líderes: "No tengo el más mínimo interés en ocupar una posición que ya ocupé. Estaríamos dispuestos a buscar salidas y nombres, pero a partir del viernes", recalcó Iglesias.

Ciudadanos, según fuentes del partido, piensa en un Gobierno de "perfil político bajo", aunque hasta el viernes tampoco quieren aventurar nombres. Un tecnócrata con poca ambición política, quizá porque fuera alguien ya mayor, podría ser un buen perfil. No será fácil sin embargo que Podemos y Ciudadanos —y quizá el PSOE— consensuen un nombre.

A ese presidente "instrumental" habría que sumarle todo un Consejo de Ministros para dirigir el país en funciones durante los dos meses previos a las elecciones y durante las negociaciones posteriores entre partidos. Tras las elecciones de 2015 ya se vio que la interinidad puede durar meses. Durante todo ese tiempo, no pueden descartarse crisis serias, como por ejemplo la que podría provocar la amenaza de la salida del euro de Italia. El Gobierno de tecnócratas no será por tanto una negociación sencilla.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS