Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España crea un ‘Equipo Conjunto de Investigación’ con Argelia contra la inmigración ilegal y el yihadismo

La crisis de la cárcel de Archidona ha obligado a la colaboración policial en asuntos de terrorismo islamista y tráfico de personas entre ambos países

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, con su homólogo argelino, Bedoui en Ran.
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, con su homólogo argelino, Bedoui en Ran.

El auge que ha experimentado la ruta de las pateras que une Argelia con el levante español —más de dos mil inmigrantes desembarcaron en 2017— ha llevado al Gobierno a cerrar acuerdos con ese país en materia migratoria y antiterrorista. La masiva llegada de embarcaciones que se produjo el pasado mes de noviembre en la zona de Cartagena (Murcia) y que desembocó en el traslado y retención de más de 500 inmigrantes argelinos, algunos menores, en una la prisión malagueña de Archidona aún sin estrenar, marcó un hito crítico en las relaciones entre ambos países.

España negoció con Argelia la devolución progresiva de los inmigrantes a su país de origen, no sin que se produjeran graves incidentes como la muerte de uno de ellos en el centro durante los casi dos meses que duró su reclusión. Los inmigrantes argelinos son los que, tradicionalmente, generan más conflictos en los Centros de Internamiento de Extranjeros, según han señalado en numerosas ocasiones los policías dedicados a la vigilancia de esas instalaciones. 

Ahora, meses después, España firma un acuerdo con Argelia para la creación de un Equipo Conjunto de Investigación (ECI) —la manera legalmente establecida para colaborar entre policías de dos o más países— para mejorar el control tanto del tráfico de personas como del terrorismo islámico. Como contrapartida, España se compromete a formar a los agentes argelinos.

De este modo, la lucha contra el yihadismo y la inmigración ilegal son los dos asuntos clave en la primera visita en más de una década que ha realizado este lunes un ministro del Interior de Argelia a nuestro país. Noureddine Bedoui, que ha visitado varios departamentos dependientes del Ministerio del Interior español y, posteriormente, esta tarde, se ha reunido con su homólogo y titular de ese ministerio, Juan Ignacio Zoido.

"Los dos ministros mantienen unas excelentes relaciones y se vieron hace poco más de un mes con motivo de la VII Reunión de Alto Nivel España- Argelia que se celebró en ese país el pasado 3 de abril, cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se trasladó a la capital argelina con cuatro ministros (Interior, Defensa, Exteriores y Energía, Turismo y Agenda Digital) y tres secretarios de Estado", asegura Interior en una nota de prensa.

El titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha recibido este lunes por la tarde en la sede de su departamento a su homólogo argelino, Noureddine Bedoui, quien ha visitado durante todo el día diversas dependencias del Ministerio. Así, el ministro de Argelia se ha trasladado a la Dirección General de Tráfico, a una oficina de expedición de DNI y Pasaportes de la Policía Nacional, al Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y Ciberseguridad (CNPIC), a la División de Documentación de la Jefatura Central de Logística e Innovación de la Policía Nacional y al Centro de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

Los dos ministerios están ya trabajando en la creación de ese Equipo Conjunto de Investigación (ECI) sobre redes de tráfico de personas y otro sobre formación policial "tras las buenos resultados que se han cosechado en los últimos años, cuando un total de 338 funcionarios policiales argelinos han participado en acciones formativas, fundamentalmente en materia de mando y dirección así como de especialización en control de fronteras y lucha contra el terrorismo", aseguran en el ministerio español.

Control de combatientes

Precisamente estos dos asuntos, el de la inmigración y el terrorismo, son los que han centrado el encuentro del ministro argelino con Zoido. En materia de lucha contra el terrorismo, "los intercambios de información alcanzan un nivel óptimo sobre todo en lo relacionado con el retorno de los denominados “combatientes terroristas extranjeros”, cuya detección temprana y comunicación es imprescindible para la seguridad", aseguran desde Interior.

Respecto a la inmigración irregular, Interior resalta el “gran esfuerzo” realizado por las autoridades argelinas en la lucha contra el tráfico de personas. "En lo que llevamos de año, hasta el pasado 9 de mayo, las llegadas de inmigrantes irregulares argelinos por vía marítima se han reducido en un 20% con respecto al mismo período del año anterior, pasando de los 215 nacionales argelinos a 170", según datos del Ministerio.

Para el ministerio del Interior español "la capacidad de repatriación y su efecto desincentivador [para evitar el denominado "efecto llamada"] es un pilar fundamental en la lucha contra la inmigración irregular, que en el caso de Argelia llega fundamentalmente a las costas de Almería, Murcia, Alicante e Islas Baleares".