Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno avisa de que volverá a actuar “con firmeza y madurez” si Torra incumple la ley

Méndez de Vigo recuerda a Ciudadanos que ellos también votaron levantar el 155 cuando se forme Govern

El ministro Íñigo Méndez de Vigo, este miércoles, en la comparecencia tras el Consejo de Ministros.

El Gobierno confía en que Quim Torra, si es investido presidente de la Generalitat, “sea el presidente de todos los catalanes y no solo de una parte y cumpla la Constitución y el Estatuto de autonomía catalán". Si no lo hace “el Gobierno actuará con firmeza y serenidad como ya lo ha hecho”. "Unidad, responsabilidad y madurez” es lo que el Ejecutivo pide a todos para Cataluña y especialmente a Albert Rivera, líder de Ciudadanos, que pone objeciones al levantamiento de la intervención del Estado en Cataluña. En cumplimiento de la ley, el Ejecutivo central lo levantará si se cumplen los requisitos aprobados en el Senado el pasado 27 de octubre, “con los votos de Ciudadanos”, ha recordado el ministro portavoz Íñigo Méndez de Vigo en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

En la víspera de que se celebre la primera sesión de investidura de Quim Torra, para la presidencia de la Generalitat de Cataluña, el Gobierno central ha enviado mensajes al propio aspirante, a los partidos independentistas, a la sociedad en su conjunto, y al líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

El futuro presidente de la Generalitat, “propuesto por un fugado”, ha dicho Méndez de Vigo, es de esperar que sea el presidente de todos los catalanes, ha sido su primera reflexión. No ha querido entrar en “especulaciones” de cuál será su actuación, pero ha dejado claro que el Gobierno hará cumplir la ley: “No sabemos lo que va a decir pero he leído que en alguna etapa de su vida el señor Torra ha sido vendedor de seguros por lo cual debe saber el riesgo que conllevan algunos actos”. Esos riesgos se han traducido ya en Cataluña en la intervención de la autonomía y en la apertura de procedimientos penales que han llevado a prisión a algunos dirigentes independentistas.

“El Gobierno ha dicho siempre que debe haber un candidato viable, que esté dentro de la ley, y cuando han propuesto otros fuera de la ley, hemos recurrido”. Estos recordatorios se enfatizan ahora desde el Gobierno toda vez que Ciudadanos ha acusado directamente a Mariano Rajoy de no haber hecho lo suficiente para hacer cumplir la ley en Cataluña y, ahora, de manera preventiva, pide que no se levante el artículo 155 de la Constitución.

“El 155 es meridianamente claro. Se mantendrá vigente hasta que tome posesión un gobierno salido de las elecciones de Cataluña”, ha leído Méndez de Vigo para recalcar que el Gobierno tiene que cumplir la ley y también Ciudadanos. “Firmeza, responsabilidad y madurez”, ha recalcado: "Así como respeto a las resoluciones del Consejo de Ministros y del Senado”.

Muchos mensajes han estado dirigidos a Albert Rivera: ”El Gobierno y un político responsable tiene que buscar la unidad. En Cataluña hemos vivido unos hechos muy graves y preocupantes y ahora de todos se espera esa unidad y madurez para que nos vaya bien”.

"Unidad, responsabilidad y madurez. Si lo hacemos así, nos irá a todos bien", ha recalcado. El portavoz ha indicado que no sabe si el presidente de Gobierno ha hablado con Albert Rivera y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en las últimas horas o días. 

No hay marcha atrás sobre la disposición del diálogo del Gobierno central con el futuro Ejecutivo catalán, ha señalado Méndez de Vigo. La primera tarea del nuevo gobernante será “coser la relación entre todos los catalanes", ha detallado. "Si hay un nuevo presidente, un nuevo Gobierno, y si hay un levantamiento del 155, nos gustaría que se inaugurara una fase de lealtad y diálogo institucional”, ha dicho Méndez de Vigo.

El Gobierno central no recurrió el voto de Carles Puigdemont y Toni Comín porque jurídicamente no estaba claro que el Gobierno lo pudiera hacer, ha justificado el portavoz, al ser esta una acusación de Ciudadanos. Sí lo han hecho los grupos parlamentarios. Esos dos votos son necesarios para el caso de que la CUP no apoye la investidura de Torra.

El Gobierno sabe que la situación no es globalmente aceptable para todos los catalanes y el resto de los españoles pero siempre ha preferido la formación de un gobierno —independentista por razón de su mayoría— que la repetición de las elecciones. La última encuesta en Cataluña, que aunque da a Ciudadanos como primera fuerza política, arroja una mayoría aún más abultada de fuerzas independentistas, le avala en su tesis de que antes de que se celebren elecciones es mejor que se forme un Govern y si las circunstancias lo permiten, levantar el artículo 155 de la Constitución.

Más información