Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadoras de RTVE lanzan #AsíSeManipula para denunciar malas prácticas en el ente público

Decenas de periodistas de la corporación inician una campaña en redes sociales para contar en primera persona cómo se controla la información con el fin de favorecer al Gobierno

Protesta de los trabajadores de RTVE en la redacción de Torrespaña el pasado viernes.
Protesta de los trabajadores de RTVE en la redacción de Torrespaña el pasado viernes.

"La información sobre corrupción que afecta al Gobierno se da tarde y en un breve de 20 segundos y lo que afecta a otros partidos políticos se magnifica con directos, piezas y grandes despliegues". La frase la ha escrito en su cuenta de Twitter la periodista de RTVE Yolanda Álvarez para denunciar la manipulación que sufre la información que ofrece el ente público. Su testimonio es uno de tantos de la campaña #AsíSeManipula iniciada este lunes por la plaforma MujeresRTVE para denunciar el manoseo de la información por parte de los directivos de los servicios de informativos de la corporación estatal en favor del Ejecutivo. La protesta llega después de que el pasado viernes los empleados de la cadena mostrasen su indignación por la paralización impulsada por el PP en el Congreso y el Senado del proceso de renovación del presidente y del consejo de administración —donde seis de los nueve miembros fueron elegidos por el PP— en base a una ley aprobada en 2017 para "recuperar la independencia de RTVE".

Decenas de periodistas han contado en primera persona este lunes bajo el hashtag #AsíSeManipula —que es la mayor tendencia del día en España en esta red social— cómo se controla según ellos la información que se ofrece en RTVE con el fin de favorecer al partido en el Gobierno, el PP. La campaña ha sido lanzada, según se recoge en su texto, para "que los ciudadanos puedan acceder a situaciones reales que explican cómo es la manipulación informativa en el ente público cada día y con el dinero de todos".

Una de las muchas periodistas que se han unido a la movilización es Alejandra Martínez, del Consejo de Informativos de RNE. "Hay que insistir en que lo que hoy denunciamos son malas prácticas de las que venimos alertando desde hace años. Queríamos aprovechar las redes brutales que se crearon a raíz [de la movilización feminista] del 8-M para llegar a más gente", explica por teléfono.

Martínez tiene varios ejemplos de manipulación a lo largo de los últimos años. Cuenta, por ejemplo, que cuando Mariano Rajoy llegó a la Moncloa, en 2011, la dirección de los informativos no quería que ella usase el término "rescate" para referirse al acuerdo que el entonces titular de Economía, Luis de Guindos, alcanzó con el resto de ministros de la Eurozona para recapitalizar la banca española. "Teníamos que usar el concepto 'préstamo en condiciones ventajosas' en lugar de 'rescate", recuerda Martínez. De las ayudas concedidas a la banca desde 2009, que ascendieron a 54.353 millones, el Banco de España dio por perdidos el pasado septiembre 40.000 millones. Este periódico se ha puesto este lunes en contacto con varios responsables de RTVE y ninguno ha querido hacer comentarios sobre las denuncias de manipulación.

Alejandro Caballero, presidente del Consejo de Informativos de TVE, que representa a los periodistas de la televisión estatal, explica que cada año estudian un total de 200 casos de malas prácticas periodísticas, que van desde no confirmar fuentes a "vulneraciones deontológicas muy graves". "Como Consejo de Informativos no podemos avalar el movimiento, pero estamos viviendo un momento malo en cuanto a manipulación y censura", afirma Caballero. Cuando hay un caso de manipulación o de malas prácticas periodísticas, el Consejo de Informativos elabora un informe. Uno de los que tiene en marcha versa sobre la cobertura de RTVE en el caso del máster de Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid. En el telediario no se citaba a la fuente de la información —que era eldiario.es— y se daba la versión de la expresidenta regional por delante de la noticia que originaba la reacción —la obtención de forma supuestamente fraudulenta de un título en una universidad pública, la Rey Juan Carlos—.

Los trabajadores también han animado este lunes a los espectadores de la cadena a que compartan sus impresiones con respecto al tratamiento de algunas noticias: "Te invitamos a ti, espectador de TVE, oyente de RNE y usuario de la web de RTVE.es, a participar y relatar ejemplos de manipulación en tus redes sociales con el hashtag #AsíSeManipula". Las empleadas han informado de que cada viernes será un día "negro" en RTVE —vestirán prendas de este color en señal de protesta— "mientras la tele, la radio y la web pública continúen secuestradas por el Partido Popular". Aunque la iniciativa ha sido lanzada por mujeres, decenas de empleados se han unido a las protestas y han relato sus casos. "Mis jefes en TVE me encargaron que hiciese la pieza sobre los audios del [ex]ministro Jorge Fernández Díaz. Les dije que sin audios ni firmaba ni leía y a los 10 minutos me apartaron de hacer la pieza", ha escrito el periodista Gabriel López en su cuenta de Twitter.

La campaña de denuncia es la respuesta a la paralización ocurrida el pasado jueves del proceso de renovación de la cúpula de RTVE. Las Mesas del Congreso y del Senado acordaron solicitar nuevos informes jurídicos, una medida que implicó dinamitar el calendario que habían pactado PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos para nombrar nuevos directivos en RTVE antes del verano. El PP logró parar, al menos de momento y otra vez más, la renovación de los directivos de la corporación. El consejo de administración del ente, que está en funciones, está compuesto por nueve miembros:  seis del PP, uno de CiU —el actual PDeCAT—, uno del PSOE y uno de Izquierda Unida. A las críticas de los trabajadores de RTVE se unió el viernes la de la organización internacional Reporteros sin Fronteras (RSF), que consideró "desastroso" el bloqueo del PP.

Más información