Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez defiende la intervención actual del 155, pero Rivera quiere endurecerlo

Ciudadanos pretende aumentar el control sobre TV3

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. rn
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Europa Press

El PSOE siempre quiso un 155 rápido y de alcance limitado. Así lo negoció con el Gobierno —el partido de Pedro Sánchez diseñó junto al Ejecutivo el detalle de la intervención en Cataluña— y así forzó que fuera: los socialistas exigieron que sirviera solo para convocar elecciones de inmediato (aunque Mariano Rajoy las adelantó incluso más que su reivindicación) y bloquearon la posibilidad de que la intervención afectara a la radiotelevisión pública catalana y al Parlament, que se dudó en suspender igual que cayó el Gobierno de la Generalitat. Seis meses después, el balance de la dirección socialista es que el 155 se ha prolongado en exceso, por la irresponsabilidad de los independentistas, pero no hay quejas en su aplicación material, de la que se valora que haya garantizado los servicios públicos en Cataluña. El mismo apoyo mantiene Ciudadanos, que se muestra más crítico con algunos aspectos de la ejecución.

“A nosotros lo que más nos interesaba era que los servicios públicos esenciales, la sanidad, la educación, la dependencia, no se vieran resentidos. Eso se ha logrado”, afirmó el viernes Sánchez. La dirección socialista destaca que no han trascendido problemas en la aplicación del 155 en Cataluña. La intervención ha devuelto una relativa tranquilidad económica a la comunidad y no ha causado distorsiones con los Mossos, valoran en la cúpula, donde también se subraya positivamente que el Gobierno haya frenado dos intervenciones que sí podrían haber causado un impacto negativo, a su juicio: la de TV3 y la de la educación pública catalana para aumentar las horas de clase en español.

Ciudadanos discrepa porque considera que la televisión pública catalana está “fuera de control”, en palabras del número dos, José Manuel Villegas. “Habrá que repensar en qué situación queda. Nosotros hemos pedido que se active la comisión correspondiente en el Parlament para que se pueda ejercer el control. Ahora es un medio público utilizado como herramienta de los separatistas pagado por todos los catalanes”, afirma Villegas. La comisión de control de los medios de comunicación se reunirá esta semana, presidida por Ciudadanos.

Una intervención de la televisión pública por la vía del 155 encontraría, sin embargo, el rechazo frontal del PSOE, que cree que cualquier reforma de TV3 le corresponde al Parlament y que lo contrario no se entendería internacionalmente. Eso no obsta para que se considere, en palabras del secretario de Organización, José Luis Ábalos, que TV3 es “un gran aparato de propaganda hecho a la medida de los nacionalistas de Cataluña”.

En los seis meses de intervención, el PSOE no ha necesitado negociar con el Gobierno nada sobre el 155. El partido remarca que el pacto con el Ejecutivo, que cerraron personalmente Mariano Rajoy y Sánchez, no incluía un compromiso del PSOE con la gestión del 155, que corresponde al Gobierno. La dirección socialista ha decidido evitar hacer oposición con ello.

En cambio, Ciudadanos sí considera procedente señalar las “deficiencias” en la gestión del 155. En opinión del partido, el control de los Mossos y de las finanzas generan “dudas”. Y rechaza la presencia de lazos amarillos en las consejerías, sugiriendo una intervención más dura que lo subsane. “Para un 155 corto era suficiente una aplicación blanda, pero cuando esto se alarga, cada vez es más evidente esa incongruencia o deficiencia. [La presencia de lazos amarillos] Es un ejemplo muy visual”, destaca Villegas.

Más información