El Supremo cree que el “contexto político” es ahora más propicio a la reincidencia del delito

La Sala de Apelaciones considera en sus autos sobre Forn y Sànchez que la "inestabilidad" de Cataluña impide dejarles en libertad

El 'exconseller' de Interior Joaquim Forn. Albert Gea REUTERSFoto: atlas | Vídeo: ATLAS

El Tribunal Supremo confirmó este jueves la prisión preventiva del exconseller de Interior Joaquim Forn y el exlíder de la ANC Jordi Sànchez por riesgo de reiteración delictiva. La Sala de Apelaciones ratificó la decisión del juez Pablo Llarena de mantenerlos a ambos en la cárcel a pesar de que la Fiscalía pidió que dejara en libertad al extitular de Interior, que renunció a su escaño en enero pasado. En los autos dictados para dar exponer su decisión, los tres magistrados de la Sala  (Alberto Jorge Barreiro, Francisco Monterde y Miguel Colmenero) inciden en consideran que sigue habiendo riesgo de que tanto Forn como Sànchez reincidan en sus delitos.

Más información
El Supremo mantiene en la cárcel a Sànchez y Forn por riesgo de que reiteren sus delitos
El separatismo intenta burlar al Supremo para investir a Turull
Rajoy mantendrá el 155 hasta que se forme un Govern conforme a Derecho

Los argumentos que emplea la Sala para argumentar el peligro de reincidencia abundan, además, en una tesis sostenida por Llarena en resoluciones recientes y que pueden influir en la decisión que este viernes tome el instructor con los seis investigados a los que ha citado para revisar sus medidas cautelares. Los magistrados del Supremo consideran que “el contexto político del momento” actual es “más propicio a la reiteración de los hechos delictivos” que el que se vivía antes de las elecciones del 21-D, cuando el Estado había intervenido la Generalitat y todavía no se habían celebrado las elecciones cuyo resultado va a desembocar, previsiblemente, en un nuevo Gobierno independentista.

Esta apreciación de la Sala de Apelaciones abona la tesis que ha mantenido Llarena para dejar en prisión a Sànchez y Forn con el argumento de que no hay certeza de que la “voluntad política mayoritaria” del Parlamento catalán sea partidaria de respetar la ley. Y es una razón que puede emplear este viernes el instructor para modificar las medidas cautelares de algunos investigados. Excepto en el caso de Marta Rovira, que compareció ante Llarena en febrero pasado, cuando el juez dejó en libertad a los otros investigados a los que ha citado hoy (Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Carme Forcadell y Dolors Bassa), el Parlament estaba disuelto y no se habían celebrado las elecciones, por lo que el riesgo de reiteración era remoto. Pero Llarena ya advirtió en alguno de sus autos de que podía cambiar esta situación en función de lo que ocurriera tras los comicios.

En su auto de ayer, la Sala habla de la situación de “inestabilidad política” de Cataluña y de que es un “hecho notorio” que no hay indicios de que los líderes independentistas hayan abandonado definitivamente “la voluntad de enfrentamiento directo con el Estado con la finalidad de imponer la independencia de la misma forma que se trató de hacer cuando se cometieron los hechos que se investigan, en los que el recurrente participó directamente, lo cual aumenta las probabilidades de reiteración", afirman.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS