Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malestar de Unidos Podemos con el PSOE por “calcar” su proposición de ley sobre igualdad salarial

"No siempre es necesario competir, se podía haber colaborado", reprocha Irene Montero tras el registro de los socialistas de una propuesta similar a la que este martes se debate en el Parlamento

Irene Montero, en el Congreso.

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, no ha ocultado este martes su malestar con la decisión del PSOE de registrar una proposición de ley "para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en materia retributiva" horas antes de que el Congreso debata una propuesta del grupo confederal que encabeza Pablo Iglesias similar sobre igualdad salarial. "Es una propuesta prácticamente igual, creo honestamente que no era necesario teniendo unas propuestas tan parecidas registrarla justo hoy, que llevamos una proposición de ley a pleno... No siempre es necesario competir. Se podía haber colaborado, bastaría con habernos dicho que tienen una propuestas muy semejantes", ha reprochado Montero.

"De verdad que creo que no hacía falta", ha reiterado la dirigente de Podemos, que ha recalcado que su grupo parlamentario registró su iniciativa el pasado mes de octubre. "Respeto las estrategias del PSOE y me alegro de que tengamos propuestas tan parecidas, casi calcadas a las que presentamos en octubre... Garantiza que [la proposición de ley] salga rápido una ley pionera en Europa", ha manifestado Montero, que además es la encargada de defender la iniciativa en el hemiciclo.

La portavoz del PSOE en el Parlamento, Margarita Robles, ha restado trascendencia al movimiento táctico de los socialistas, que se engloba dentro de la competencia entre los dos partidos de izquierda por abanderar la agenda social, relegada durante meses por la crisis catalana. "Ya veremos en el ámbito parlamentario cómo trabajamos que haya dos proposiciones de ley con un contenido muy similar", ha asentido antes de recordar que "hay muchísimos precedentes en el Congreso" y existen "fórmulas parlamentarias como una ponencia conjunta, no solo con Podemos", ha argumentado. "Acabamos de presentar esta ley, pero lo importante es que se trata de poner fin a esa desigualdad salarial, a esa brecha salarial del 23% frente al 14% en la UE", ha observado.

Dos proposiciones de ley muy parejas

  • Una comparativa entre las proposiciones de ley registradas por Unidos Podemos el pasado octubre y por el PSOE este martes constata la semejanza entre ambas propuestas. La iniciativa del grupo confederal establece por ejemplo que los representantes de los trabajadores/as "tienen derecho a información anual de medias y medianas de la retribución abonada en la empresa desglosada por sexo y en atención a la clasificación profesional". En el caso de las empresas con representación de los trabajadores/as se tendría derecho "a tener información en sus nóminas de la retribución media y mediana abonada en la empresa desglosada por sexo y en atención a la clasificación profesional". A esto hay que añadir que la misma información se amplía también a las Administraciones Publicas. La propuesta del PSOE contempla que los representantes de los trabajadores/as y los empleados "tienen derecho a acceder a la información de un libro registro de retribuciones", en el que "debe constar la retribución desglosada por sexo y en atención a la clasificación profesional".
  • Sobre las auditorías salariales obligatorias en las empresas de más de 250 trabajadores, Unidos Podemos plantea que

    deben contener una "evaluación adecuada de los puestos de trabajo, análisis, diagnóstico, actuaciones concretas y monitorización". A su vez, la sanción por incumplimiento de la obligación de auditoria salarial sería "la correspondiente a la infracción de plan de igualdad que constituye infracción muy grave (actualmente, en su grado más alto hasta 187.515 euros)". El PSOE establece "un sistema específico de sanciones calculado en atención a un porcentaje de la masa salarial. En infracción muy grave en su grado máximo es del 1,3%".

  • Ambos partidos coinciden en la presunción "de que concurre discriminación retributiva" en la empresa "si existe una diferencia retributiva entre hombres y mujeres superior al 20%".
  • En la del PSOE no hay ninguna referencia a los criterios de valoración obligatorios en convenios colectivos o al derecho a la personación en algunos procesos por discriminación a las asociaciones de ámbito estatal en defensa de los derechos de las mujeres.
  • En cuanto a las sanciones, Unidos Podemos incorpora como infracción grave del empresario el incumplimiento de sus obligaciones de entrega de nomina de salarios a los trabajadores con información retributiva desglosada. El PSOE incorpora como infracción grave del empresario el incumplimiento de sus obligaciones en materia de libro registro y reitera como infracción muy grave el incumplimiento de la obligación de auditoría (ya incluido en la legislación actual). Además, establece un nuevo sistema de sanciones en proporción a la masa salarial (en infracción muy grave en grado máximo es del 1,3% de la masa salarial): puede ser mayor o menor que la actual regulación.
  • La proposición de Unidos Podemos contempla la creación de una unidad especializada en materia de igualdad de trato en todas las Inspecciones Provinciales de Trabajo y Seguridad Social (con acceso a formación específica). También se  aboga por una Dirección general para la igualdad retributiva dependiente de la secretaría de Estado de servicios sociales. Otro órgano de control sería una Comisión Interministerial. El PSOE promulga una Oficina Nacional de Lucha contra la discriminación por razón de sexo en la empresa y la ocupación (en la Inspección de Trabajo).

Más información