Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una huella lleva a Villar Mir de nuevo ante el juez del ‘caso Lezo’

El magistrado vuelve a citar como imputado al expresidente de la constructora OHL

Juan Miguel Villar Mir (i) a su llegada hoy a la Audiencia Nacional.
Juan Miguel Villar Mir (i) a su llegada hoy a la Audiencia Nacional. EFE

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha vuelto a citar como imputado al expresidente de la constructora OHL Juan Miguel Villar-Mir por los supuestos sobornos por la adjudicación del contrato para la construcción del tren de Móstoles a Navalcarnero, una obra que no llegó a ejecutarse. El magistrado investiga, en la pieza número 3 del caso Lezo, una supuesta comisión de 1,4 millones de euros que se ingresó en una cuenta suiza de titular desconocido pero que se sospecha que pertenece al expresidente madrileño Ignacio González o alguien de su entorno. La cantidad es el 3% del importe de adjudicación de los trabajos de esta infraestructura.

La citación del empresario, de 86 años, ante el juzgado se produce después de que la Guardia Civil le tomase una huella para cotejarla con otra que había aparecido en un “objeto” supuestamente relacionado con el pago de esta presunta comisión.

El empresario y exministro de Hacienda en el primer Gobierno del reinado de Juan Carlos I, deberá comparecer el 21 de marzo a las 9.30 en la Audiencia Nacional. Ese día también se ha citado a su yerno Javier López Madrid, exconsejero de OHL. El día anterior han sido citados, también como imputados los exconsejeros delegados de la compañía Rafael Martín de Nicolás y Tomás García Madrid.

Villar Mir ya declaró ante el magistrado en septiembre de 2017 por estos mismos hechos. En aquella ocasión ya negó tener ningún conocimiento sobre el supuesto pago en 2007 de una millonaria mordida al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, para que se adjudicara a OHL la construcción de parte de la línea de tren que debía unir las localidades madrileñas de Móstoles y Navalcarnero.

La transferencia de los 1,4 millones de euros se realizó desde una filial de la constructora en México y tuvo como destino una cuenta suiza del banco Anglo Irish Bank, controlada por la sociedad panameña Lauryn Group. Según los investigadores, el dinero tenía como destino pagar un soborno a Ignacio González. Solo un mes después del pago, la constructora se hizo con el concurso.

Por esta operación fue detenido el yerno de Villar Mir, el empresario Javier López Madrid, también imputado en el caso Púnica. Hasta ahora, González ha asegurado que nunca recibió el dinero. Sin embargo, el titular de la fundación panameña que recibió los fondos, el empresario Adrián de la Joya, admitió que López Madrid le envió el dinero para que se lo transfiriera a su vez al presidente de la Comunidad de Madrid, pero que se quedó con los fondos para saldar una deuda que aseguraba que las empresas de Villar Mir tenían con él por un proyecto en África.

Más información