Un nuevo directivo arrepentido confiesa los mayores amaños del ‘caso Púnica’

Un directivo de Cofely detalla al juez el mecanismo utilizado para adulterar los contratos de eficiencia energética de 11 municipios que sumaban 300 millones de euros

Imagen de archivo del juez Manuel García-Castellón.
Imagen de archivo del juez Manuel García-Castellón.Ricardo Gutiérrez

Pedro García, exdirector de Mercado Público de Cofely, filial del gigante energético francés GDF Suez, ha confesado esta tarde ante el juez Manuel García-Castellón que la empresa para la que trabajaba disponía de un fondo establecido para sobornar a cargos públicos de distintos municipios de toda España a cambio de la adjudicación de contratos de eficiencia energética. García, que se convierte así en uno de los principales arrepentidos del caso Púnica de corrupción, ha explicado que Cofely escondía este fondo de reptiles, denominado business plan, bajo tres conceptos empresariales de “Project management” [“gestión de proyecto”], success fee [tarifa de éxito] y auditorías.

Más información
Villar Mir niega haber pagado comisiones al PP de Aguirre a cambio de adjudicaciones
Granados estudia dar datos al juez sobre la caja b del PP de Aguirre

Los contratos de eficiencia energética, un total de 11 bajo sospecha en otros tantos municipios, suman 300 millones de euros y constituyen, en términos económicos, la principal fuente de ingresos de la trama corrupta. La declaración permite al juez instructor y a la Fiscalía Anticorrupción apuntalar uno de los grandes ejes de la investigación y respaldar las confesiones del otro gran arrepentido de la causa, el constructor David Marjaliza, que hizo de conseguidor de los contratos para la empresa energética. Marjaliza lleva colaborando con las pesquisas desde junio de 2015.

García, que fue detenido en octubre de 2014 y estuvo en prisión provisional durante varios meses, ha señalado en su declaración a todos sus superiores en la empresa, empezando por Didier Maurice, ex director general de Cofely en España. También ha afirmado que la matriz francesa de la empresa tenía que autorizar los pagos a partir de cierta cantidad.

En Parla, gobernado en aquella época por el socialista José María Fraile, también imputado, los contratos de eficiencia energética ascendieron a 66,2 millones. Según la investigación, y ha reconocido García, Cofely dio mordidas en este municipio por valor de 600.000 euros. Mientras tanto, en Collado Villalba, el popular Agustín Juárez otorgó a Cofely un contrato de 39,4 millones.

La declaración de este miércoles ha durado unas tres horas y ha sido tan prolija que García solo ha tenido tiempo de explicar al magistrado la operativa general del fondo de reptiles y hacer mención a tres de los 11 municipios -10 en Madrid y Almendralejo (Badajoz)- en los que Cofely supuestamente obtuvo contratos a cambio de sobornos. El exdirectivo ha hablado de los casos de Móstoles, Parla y Collado Villalba. En el primero de los municipios, gobernado por el PP, la empresa obtuvo el mayor de sus contratos, valorado en 74 millones de euros. Por estos hechos se encuentra imputado el exalcalde y ex diputado regional Daniel Ortiz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La declaración de este miércoles ha durado unas tres horas y ha sido tan prolija que García solo ha tenido tiempo de explicar al magistrado la operativa general del fondo de reptiles y hacer mención a tres de los 11 municipios -10 en Madrid y Almendralejo (Badajoz)- en los que Cofely supuestamente obtuvo contratos a cambio de sobornos.

Según el relato de García, el conseguidor Marjaliza adelantaba en ocasiones el dinero de los supuestos sobornos. El montante de estas mordidas se incluía después en el precio final del contrato, con lo que el sobreprecio lo acababan pagando los fondos públicos de cada municipio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS