Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reinserción de los apeados del ‘procés’

Los cargos públicos que abandonaron la política o fueron apartados intentan rehacer su vida profesional

FOTO: Artur Mas, expresident de la Generalitat, en una imagen de archivo. / VÍDEO: Los arrepentidos del 'procés'.

Algunos han vuelto al ámbito profesional que tenían antes de pasar por la vida pública, pero la ley impide que en los dos años siguientes a dejar el cargo los exconsejeros trabajen en empresas relacionadas con “expedientes” en los que intervinieron. Otros esperan un escenario propicio para regresar. Y algunos no han anunciado aún qué harán. Son los apeados del proceso separatista.

Condenados por el 9-N. Artur Mas dejó la presidencia del PDeCAT el 10 de enero y desde que abandonó la Generalitat (en enero de 2016) percibe el sueldo de expresidente. Condenado a dos años de inhabilitación por la consulta ilegal del 9-N, al igual que la exvicepresidenta Joana Ortega (21 meses) y la exconsejera Irene Rigau (18 meses), se antoja muy difícil que Mas vuelva a la escena política, en especial tras la sentencia del caso Palau. En el caso de Ortega, ha mostrado su intención de presentarse a las elecciones municipales de Barcelona, pero la condena judicial es una rémora. Rigau está jubilada.

Investigados. Anna Simó, diputada durante cuatro legislaturas, se despidió de la política hace unas semanas y está en excedencia en el Centro de Normalización Lingüística, a la espera de que avance la causa judicial contra ella. Igual que la exconsejera de Gobernación Meritxell Borràs, que pasó 32 días en la cárcel y renunció a seguir en primera línea. Lo mismo ocurrió con el también investigado Carles Mundó, exconsejero de Justicia: renunció al acta de diputado para volver a ejercer de abogado.

Descolgados. Meritxell Ruiz, Neus Munté, Jordi Jané y Jordi Baiget dejaron en julio sus carteras de consejeros de Enseñanza, Presidencia, Interior y Empresa al no compartir plenamente la estrategia independentista liderada por Carles Puigdemont. Ruiz tiene una excedencia en una empresa financiera y Munté también aparece en las quinielas como candidata a la alcaldía de Barcelona. Jané está de asesor de la que fue su consejería y Baiget ha sido recolocado hace apenas unos días en una empresa público-privada de transporte.

Santi Vila, exconsejero de Cultura, fue el último en descolgarse del Gobierno. Desde el pasado 16 de enero figura como director general de la empresa pública de Aigües de Banyoles.