El juez archiva la investigación a la esposa del Chicle

José Enrique Abuín será trasladado mañana de cárcel para alejarlo de parientes a los que delató en una trama de narcotráfico

Enrique Abuín Gey sale de su vivienda tras un registro después de aparecer el cadáver de Diana Quer.Foto: atlas | Vídeo: ÓSCAR CORRAL | ATLAS

El Juzgado de Instrucción nº1 de Ribeira ha acordado el sobreseimiento provisional y parcial de las actuaciones contra Rosario R.F., esposa del autor confeso de la muerte de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, conocido como El Chicle. El juez Félix Isaac Alonso dice en su auto que "no existen en el momento actual indicios suficientes" para dirigir el procedimiento contra ella. La junta de tratamiento de Teixeiro ha pedido este lunes el traslado de El Chicle a la cárcel de A Lama (Pontevedra)  por razones de seguridad del propio preso, para evitar contacto con reclusos vinculados a delitos anteriores de El Chicle, ya que se considera que existe un riesgo alto de que atenten contra su integridad.

Más información
El Chicle se aferra ante su abogado a la versión del atropello de Diana Quer
¿Es el asesino de Diana Quer un enfermo mental?

“Debe tenerse en cuenta que a pesar de las variadas declaraciones prestadas por la investigada en sede policial, situándose en un primer momento en la noche del 21 a 22 de agosto de 2016 junto a su esposo en la salida de este de su domicilio (de lo que se derivaría su posible participación en los ilícitos investigados), posteriormente se retractó", y tanto ante la Guardia Civil como en el juzgado declaró "en sentido contrario", argumenta el instructor. Esta versión, en la que manifestó que aquella madrugada permaneció en casa y no salió con El Chicle para robar gasóleo de camiones, “resulta contrastada por el resto de diligencias practicadas", sigue Alonso. En especial los "datos arrojados por su terminal telefónico, que indican que permaneció en todo momento en su vivienda situada en el término de Rianxo”.

Finalmente, aclara la resolución judicial, “de los informes médico forense y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses remitidos no se desprende la existencia de indicios ni de muestras genéticas que indiquen la participación en el hecho de varias personas. Lo que, por otro lado, concuerda con lo declarado en sede policial y con el modus operandi atribuido a José Enrique Abuín Gey” por la Guardia Civil. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha asegurado esta tarde que los informes a los que se remite el juez son "alguna ampliación" de los primeros datos con los que contaba el lunes 1 de enero, no el informe forense definitivo que todavía espera por resultados concluyentes del estudio de los huesos que realiza el forense Fernando Serrulla en Verín (Ourense). Desde el primer día, tras el examen efectuado a las partes blandas del cuerpo de Diana Quer en A Pobra, se aprecian signos que indican que la muerte no se produjo, como ha confesado El Chicle, por un atropello accidental. Además, se han completado varias pruebas de ADN sobre muestras tomadas en el cadáver, pero falta, entre otras claves, el resultado del análisis de la cincha plástica hallada en el pozo junto al cuerpo de la chica.

Para el juez instructor, “no existen en el momento actual indicios de entidad suficiente que apunten a la participación de Rosario R.F. como autora o cómplice en los ilícitos investigados, ni se considera posible la práctica de diligencias de las que pudiera modificarse tal extremo". Sobre si existen indicios de que la mujer actuó conscientemente como encubridora, el juez afirma que “debe tenerse en cuenta que de lo obrante en la causa se desprende una participación activa con el fin de desviar las investigaciones policiales dirigidas hacia su esposo”. No obstante, “si bien tal conducta podría resultar moralmente reprobable, habiendo entorpecido notablemente la investigación policial, dificultando el esclarecimiento de los hechos y la identificación de su presunto autor, lo cierto es que" la ley "establece expresamente la atipicidad de esta conducta" y el Código Penal decide que "están exentos de pena los encubridores que lo sean de su cónyuge”.

Traslado de prisión

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Chicle será trasladado este miércoles desde el centro penitenciario de Teixeiro (A Coruña) hasta la prisión pontevedresa de A Lama para alejarlo de antiguos compinches del clan de Os Fanchos, según han confirmado a El País fuentes de Instituciones Penitenciarias. La junta de tratamiento de Teixeiro pidió este lunes que se cambiase al interno de cárcel por razones de seguridad, ya que en el centro donde está actualmente hay presos vinculados a delitos anteriores de El Chicle que podrían atentar contra su integridad, según las mismas fuentes.

En Teixeiro cumple condena un miembro del clan de Os Fanchos, un grupo familiar al que pertenece también Abuín. Ambos cayeron en un golpe contra el tráfico de cocaína en 2007, y el Chicle, que entonces tenía 31 años, actuaba como correo y como custodio de 19 kilos de droga en su casa paterna. Tras su detención no dudó en delatar a los suyos y en asegurar que la coca se la había mandado guardar un tío por parte de madre. Aquel episodio acabó en juicio y hoy la sentencia condenatoria todavía está en fase de ejecución para El Chicle, que recurrió la pena de dos años y seis meses a la que ahora está condenado en firme.

Además, la junta también ha afirmado que teme que los internos tomen represalias contra Abuín por el caso del supuesto crimen de Diana Quer por el que está siendo investigado. La joven desaparecida en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) en 2016 fue hallada muerta en el interior de un pozo el pasado 31 de diciembre después de que el Chicle confesase que la había matado en un atropello fortuito y revelase el lugar donde la escondió durante 500 días.

En el penal de Teixeiro, El Chicle está recluido en el módulo de ingresos, donde le ha sido aplicado el protocolo de prevención de suicidios. Siempre está acompañado por un preso sombra que permanece cerca, aunque no dentro de su celda, durante todo el día. Las Instituciones Penitenciarias han avalado el traslado a la cárcel pontevedresa. Allí seguirá cerca del juzgado de Ribeira, que actualmente instruye el caso por la muerte de la joven, y podrá participar en las reconstrucciones y registros que se acuerden en adelante. Uno de estos está previsto esta semana en la antigua fábrica de gaseosas La Pitusa, en cuyo aljibe interior apareció el cadáver de Diana Quer. La nave todavía no ha sido revisada en busca de pistas, a pesar de que la Guardia Civil cree que la muerte de la joven de 18 años se pudo producir en ese enclave de Rianxo.

Por otra parte, la casa del autor confeso de la muerte de Diana en Taragoña (Rianxo) ha amanecido este martes con nuevas pintadas de insultos contra él y su mujer, Rosario R., que dejó sin coartada a su marido el pasado 30 de diciembre y propició su caída. "Violador" o "Fóra de Taragoña" (fuera de Taragoña) se unen ahora a las pintadas de "asesino", "cómplice" o "Chiquilín [otro alias de El Chicle] estás morto".

Crítica profesional al abogado de El Chicle

Esta mañana, además, el Colegio de Abogados de A Coruña ha hecho pública una nota en la que recuerda, sin dar nombres ni apellidos, que "el derecho de defensa debe ejercerse de forma responsable, leal y con estricto respeto al secreto profesional". Según ha podido saber El País, en el colectivo profesional han generado un fuerte malestar las últimas actuaciones y declaraciones del actual letrado de Abuín, José Ramón Sierra, y de otro representante legal que lo defendió durante el juicio a Os Fanchos. El segundo realizó declaraciones sobre la personalidad de su cliente a un medio de prensa gallego y el primero anunció ante las cámaras que abandonaría la defensa en función del resultado de la autopsia.

El viernes pasado, además, Sierra convocó de alguna manera a la prensa ante la cárcel de Teixeiro al anunciar públicamente la hora en la que el lunes visitaría a El Chicle para decidir si dejaba la causa en caso de que las pruebas forenses revelasen la agresión sexual de la que se sospecha. Otro comentario que molestó a miembros del su colegio profesional fue, el lunes de esta semana, el de que pediría una pericial psiquiátrica para detectar "cualquier tipo de anomalía". La junta de gobierno del Colegio de A Coruña recuerda en la nota que "el derecho de defensa es básico del estado social, democrático y de derecho". "Los abogados no defienden inocentes o culpables", dice el comunicado, "y deben luchar para que el ciudadano acusado de un delito tenga un juicio con todas las garantías". El derecho de defensa "exige lealtad en su ejercicio" con respecto a su cliente, mientras que "el secreto profesional es una obligación", concluye el escrito.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS