Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a dos años de cárcel un cartero por ocultar más de 3.000 cartas durante diez años

El hombre almacenó la correspondencia en un trastero de su domicilio en Alcoy (Alicante)

Un cartero con la moto que usa para el reparto, en una imagen de archivo.
Un cartero con la moto que usa para el reparto, en una imagen de archivo.

Un cartero ha sido condenado a dos años de prisión por ocultar durante más de 10 años 3.272 cartas destinadas a direcciones de Ibi (Alicante) y Ontinyent (Valencia). La sentencia, a la que ha tenido acceso este jueves la agencia Efe, fue emitida por la Audiencia de Alicante y notificada a las partes a finales del pasado diciembre. El fallo es el resultado del acuerdo alcanzado por la fiscalía, la Abogacía del Estado -que ejerce la acusación particular en nombre de Correos y Telégrafos SA- y la defensa del trabajador antes del juicio, que debía celebrarse entre los días 15 y 17 de este mes.

El acusado, Juan José P.T., ejerció funciones de repartidor de correspondencia entre 2002 y 2015 en la jefatura provincial de Correos de Alicante. En noviembre de 2007 pasó a tener la condición de trabajador fijo y comenzó a prestar servicio en la unidad de distribución de la oficina postal de Ontinyent, ya en la provincia de Valencia.

Desde una fecha no determinada de 2004 hasta el 8 de abril de 2015, según la sentencia, el cartero "incumplió la obligación inherente a su cargo, consistente en la distribución y reparto de la correspondencia" y se apoderó de 3.272 cartas dirigidas a direcciones de Ibi y Ontinyent. El hombre ocultó toda la correspondencia en un trastero anexo a su domicilio, en Alcoy (Alicante), donde ha podido ser recuperada.

La Audiencia de Alicante le ha condenado a dos años de cárcel y a pagar una multa de 1.800 euros como autor de un delito continuado de infidelidad en la custodia de documentos. La sentencia, que es firme, deja en suspenso la ejecución de la pena, por lo que el condenado no entrará en la cárcel si no vuelve a delinquir en los próximos cuatro años.

El fallo, que aprecia las atenuantes de reparación del daño y confesión en la conducta del cartero, le impone también cuatro años de inhabilitación especial para el desempeño de empleo o cargo público.

Más información