Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas de Correos: el negocio ya no está en las cartas, está en los paquetes

Los ingresos de la sociedad estatal por el envío de misivas cayeron un 6,5% mientras aumentaron un 18% por paquetería

Correos lanza Citypaq.
Correos lanza Citypaq. EL PAÍS

Correos está asociado al envío de cartas pero su labor y, sobre todo, su futura rentabilidad, están cada vez más relacionadas con la paquetería ligada a plataformas de Internet como Amazon. Durante 2016, la empresa pública vio como sus ingresos por el servicio postal tradicional (cartas, tarjetas postales, publicidad directa, cartas certificadas y notificaciones) caía un 6,5% mientras que la facturación por el envío de paquetes aumentó un 18,2%.

Aunque el servicio postal es aún la principal fuente de ingresos de Correos (1.196 millones de euros en 2016), su declive en los últimos años es imparable frente al crecimiento de la paquetería (366 millones en 2016).

Una tendencia general en el sector. Las empresas postales registraron unos ingresos de 1.324 millones de euros, un 0,6% menos que 2015. Por su parte, el número de envíos gestionados alcanzó los 3.285,1 millones, con una reducción interanual del 6,5%, equivalente a 226,9 millones de envíos, según el informe anual de la CNMC, que engloba a 41 operadores.

En este segmento, la sociedad estatal mantiene un 90,3% de los ingresos y el 84,8% por envíos. El segundo lugar, lo ocupa la Red Unipost que obtuvo 7,6% de ingresos y un 13,3% por envíos.

Fuerte competencia en paquetería

Frente a los descensos del sector postal tradicional, la mensajería y la paquetería siguió una tendencia positiva, con unos ingresos de 2.766 millones de euros, un 5,7% más con respecto a 2015. En cuanto a los envíos, alcanzaron los 396,8 millones, un 18,1% más que el año anterior y más del doble desde 2013.

No obstante, debido a la feroz competencia, ese aumento se corresponde con un descenso de los ingresos unitarios por paquete (una reducción del 10,5% en 2016 y del 25,5% respecto a 2013). Correos y Telégrafos solo tiene una participación en este mercado del 24% de los envíos.

El declive del sector postal se entiende si se tiene en cuenta que siete de cada diez españoles no recibieron ninguna carta de particulares en el primer semestre de 2017, mientras que sólo un 30% envió alguna. Y que más de la mitad de la población no visitó una oficina postal en los primeros seis meses de 2017, según el Panel de Hogares del Sector Postal.