Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil cifra en medio millón el coste de la publicidad del referéndum

El cálculo incluye el anuncio emitido por TV3 para promocionar la consulta y la campaña sobre el registro de catalanes en el extranjero

Agentes de la Guardia Civil en Cataluña.
Agentes de la Guardia Civil en Cataluña.

Las campañas de publicidad en medios de comunicación sobre el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre costaron 502.639 euros. Tras analizar facturas y escuchar declaraciones de altos cargos y empresarios, la Guardia Civil ha podido poner cifra, por primera vez, al dinero público supuestamente empleado para anunciar la consulta sobre la independencia. El cálculo incluye tanto el anuncio emitido por TV3 para promocionar el referéndum –suspendido por el Tribunal Constitucional- como la campaña previa sobre el registro de catalanes en el extranjero.

“Naciste con la capacidad de decidir, ¿renunciarás a ella?”, podía leerse en el anuncio emitido el pasado septiembre por TV3. La frase aparecía sobre un cruce de vías de tren e invitaba a participar, sin nombrarlo, en el referéndum. En una segunda versión del anuncio sí figuraba la palabra “referéndum 1-O”. El coste total de esa campaña fue de 277.804 euros, según la Guardia Civil.

El anuncio se realizó “con cargo al presupuesto del contrato programa” que la Generalitat mantiene con la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), el ente que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio. El informe, que obra ya en poder del juez de Barcelona que investiga el referéndum y las estructuras de Estado, señala que las emisiones “fueron autorizadas por el departamento de Presidència” dirigido por Jordi Turull, imputado por el Tribunal Supremo por rebelión y sedición.

Para lograr la emisión, subrayan los agentes, el Gobierno catalán “tramitó, con carácter de urgencia” un expediente pese a saber que se trataba de “una clara resolución injusta” que, en su opinión, puede constituir los delitos de prevaricación y desobediencia. El contrato se adjudicó finalmente a Focus Media “activando un antiguo contrato marco” con esa empresa por 2,2 millones. La campaña se había enmarcado en un proyecto de fomento del “civismo”, aunque finalmente no se desarrolló y solo se difundió el anuncio.

Antoni Molons, entonces secretario de Difusión y Atención Ciudadana de la Generalitat, declaró ante la Guardia Civil que la campaña solamente pretendía “fomentar el civismo entre la gente”. Molons agregó que la difusión del anuncio fue autorizada por Turull.

Voto en el exterior

El informe también señala la campaña, aparecida en prensa, sobre el registro de catalanes en el exterior. La “creatividad, gestión y publicidad” de esa campaña “se crearon con el claro propósito de difundir un mensaje estrechamente relacionado con el referéndum del 1-O”, concluye el informe. El coste total de esa campaña previa fue de 224.835 euros. La mayor parte de ese importe (130.000 euros) se lo llevó también la compañía Focus Media.

La petición de inserción de publicidad fue realizada por la Generalitat a propuesta de Molons y de otros dos responsables: el director general de difusión, Ignasi Genovès, y al responsable de Difusión, Jaume Mestre, según la Guardia Civil.

Más información