Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correr para adelantar al cáncer más letal

La Carrera de las Ciudades ayuda a la investigación sobre el cáncer de pancreas, del que muere el 95% de los enfermos

Alfredo Carrato, medico en el Hospital Ramón y Cajal, promueve una carrera para investigar el cáncer de páncreas.
Alfredo Carrato, medico en el Hospital Ramón y Cajal, promueve una carrera para investigar el cáncer de páncreas. EL PAÍS

Alfredo Carrato, Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, tiene su despacho forrado de fotos del fondo del mar. En las imágenes salen estructuras con formas tan enigmáticas como su especialidad, el cáncer de páncreas, del que se sabe muy poco. “Es el cáncer más letal”, empieza. “El 95% de los diagnosticados fallece. Solo se opera un 20% de los enfermos y dos de cada tres recae. Y con estos datos tan terribles, es una enfermedad que apenas se investiga. Solo recibimos el 1% de los fondos para investigación y estamos muy necesitados de ayudas para lograr que los enfermos tengan tratamiento personalizados, no como ahora, que a todos se les trata igual”.

En enero de 2015, la Asociación Española de Pancreatología (Aespanc) creó la Carrera por el Cáncer de Páncreas, que tuvo lugar en Alicante y en la que participaron 800 personas. “Vimos que había interés y ganas de apoyar la investigación y lanzamos meses después la segunda edición de la carrera junto con la recién creada Asociación de Enfermos de Cáncer de Páncreas (Acanpan)”, dice Enrique de Madaria, hasta hace poco presidente de Aespanc.

Este año la rebautizada Carrera de las Ciudades se celebra además de en Alicante, en Las Rozas (Madrid) y, tras unirse la Asociación Italiana para el Estudio del Páncreas, en Roma y Milán. Los ingresos que obtengan se destinarán íntegramente a una beca que permitirá ampliar la información sobre esta terrible enfermedad y aumentar la esperanza de vida de sus pacientes. La beca Carmen Delgado/Miguel Pérez-Mateo se llama así en honor a la impulsora de Acanpan, una guionista de El programa de Ana Rosa (Telecinco) que falleció en mayo de 2015, y a un médico miembro de Aespanc que también murió de esta despiadada enfermedad.

Este año en Alicante ya hay 2.500 personas apuntadas y en Las Rozas, 1.000. La carrera —'Corre a favor del viento y contra el Cáncer de Páncreas'— tiene distintas modalidades para que cualquiera que quiera pueda participar: 5 y 10 kilómetros, versión infantil… Participar cuesta 10 euros para los adultos y 3 euros para los niños. Además, cualquier persona que quiera hacer una donación aunque no participe puede hacerlo. “Todas las ayudas nos vienen genial para investigar esta poco conocida enfermedad”, dice Carrato.

El año pasado, los 60.000 euros que obtuvieron fueron a parar a manos de un investigador de la Universidad Autónoma de Madrid, Bruno Sainz. La beca supuso para Sainz la oportunidad de contratar a un becario durante dos años. “Esta ayuda ha sido importantísima para mí, porque hay muy pocas fuentes de financiación en general para el cáncer de páncreas y me ha permitido contratar a un investigador, algo casi imposible de lograr de otra forma ”.

Sainz, que está en el departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la UAM, está investigando la capacidad de las células madre de este cáncer para evadir los efectos de la quimioterapia gracias a unas enzimas que tienen adheridas en su superficie y que creen puede ser la causa de su capacidad para evadir las células inmunes. “Si la investigación tuviera éxito desarrollaríamos nuevos tratamientos que podrían llegar a beneficiar a los pacientes”, dice el investigador.

Tanto Carrato como Sainz participarán en la carrera, en la que también correrán pacientes de como Beatriz López, a la que la diagnosticaron hace cuatro años. “El año pasado participé en la carrera junto a mis hijas y este año también iremos”, dice López, de 41 años. “Lo hago porque me gustaría que la gente supiera que tenemos órganos que quizá no conozcan, como yo cuando me diagnosticaron, que no sabía qué función tenía el pancreas, y que también son esenciales para que vivamos”.