Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García-Page entierra el único proyecto minero de tierras raras de España

La Junta deniega los permisos por la afección a varias especies y por la falta de agua

Terrenos de la comarca de Campo de Montiel (Ciudad Real) donde estaba prevista la mina.
Terrenos de la comarca de Campo de Montiel (Ciudad Real) donde estaba prevista la mina.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha enterrado este martes el proyecto minero de Campo de Montiel (Ciudad Real). Se trata de la explotación de un yacimiento de tierras raras, un conjunto de valiosos minerales que son básicos para la alta tecnología. Era el único proyecto que había en España para la extracción de estos minerales.

Pero la Junta, tras estudiar la documentación presentada por los promotores, ha concluido que tiene importantes "lagunas" que pondría en peligro la "preservación de la biodiversidad". Tampoco existen garantías de que contase con agua suficiente.

Por ello, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Emiliano García-Page ha firmado este martes la Declaración de Impacto Ambiental negativa del proyecto. Esto supone que la empresa Quantum Minería, que presentó la solicitud, ya no podrá explotar el yacimiento.

En esta declaración de impacto negativo ha pesado mucho el informe sobre la posible afección a varias especies que elaboró la Consejería de Medio Ambiente en mayo y que desveló EL PAÍS. "Debe rechazarse el proyecto", concluía aquel documento. El informe resaltaba que la zona en la que se quería abrir la mina es vital para algunas especies en peligro, como el lince ibérico, el águila imperial y el milano real. Y "los hábitats de las especies presentes" se verían "alterados, dañados, fragmentados o eliminados localmente".

García-Page entierra el único proyecto minero de tierras raras de España

La mina estaba previsto que se ubicara entre dos áreas protegidas. Pero el Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que esa zona es "esencial" al ser un "corredor ecológico". Los censos realizados por los técnicos de la Junta detectaron en el área prevista para la mina —234 hectáreas— y en una zona de 10 kilómetros alrededor del proyecto la presencia de las tres mencionadas especies en peligro de extinción, 25 especies vulnerables —como el buitre negro, el águila real, el sisón común o la nutria paleártica— y 128 de interés especial.

Falta de agua

El otro factor que se ha tenido en cuenta es "la falta de solución para las necesidades de agua del proyecto". La Confederación Hidrográfica del Guadiana denegó el aprovechamiento de aguas procedentes de un embalse cercano, ha recordado este martes la Junta. Y la consejería niega que las otras opciones planteadas —como la utilización de camiones cisterna o extracciones de aguas subterráneas— sean válidas.

Bajo la denominación de tierras raras se agrupan 17 elementos químicos metálicos imprescindibles para la alta tecnología, por ejemplo, para la fabricación de ordenadores, televisiones, baterías de coches o altavoces. En el caso de Campos de Montiel, se había detectado la presencia de monacita gris.

Más información