Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi rechaza la mediación propuesta por Urkullu entre Rajoy y Puigdemont

Propone la creación de un Estado con Euskadi, Navarra y las provincias vasco-francesas

Arnaldo Otegi en una comparecencia esta misma semana para hablar de Cataluña.
Arnaldo Otegi en una comparecencia esta misma semana para hablar de Cataluña. EFE

EH Bildu no cree en la mediación del lehendakari. El secretario general de la coalición independentista, Arnaldo Otegi, ha explicado este sábado en la clausura de la Conferencia Política que han celebrado en Vitoria, que "Cataluña no necesita mediadores dentro del Estado español, Cataluña necesita cómplices y aliados que le ayuden en el camino para proclamar la República catalana". Para Otegi, la mediación es inservible frente a un Gobierno que según ha dicho no va a cerrar ningún acuerdo satisfactorio ni con Cataluña ni con Euskadi que avance en el reconocimiento de las naciones que hay dentro del Estado.

El lehendakari remitió el tres de octubre una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en la que se ofrecía para propiciar "una mediación europea". En aquella carta le recordaba que la UE "no se construyó intercambiando reproches y esgrimiendo los límites de la ley, sino escuchando, entendiendo al otro y construyendo con él".

Otegi ha realizado estas declaraciones en Vitoria ante unos 500 militantes que han aprobado una resolución de apoyo al proceso iniciado en Cataluña y otra sobre el camino que la coalición propone para "conseguir la soberanía de Euskal Herria". 

La mediación no tendría sentido, para Otegi, porque el acuerdo con el Estado hoy solo es posible "si renuncias a tu proyecto político o si te dejas llevar por el miedo" y en su opinión, ese modelo de fuerza "se ha acabado" ya.  Para el líder independentista la única vía posible es la acumulación de fuerzas soberanistas. "Es la única manera de que los vascos puedan decidir en absoluta libertad, como hombres y mujeres soberanos, cuáles son los instrumentos jurídicos y políticos que necesitamos para hacerle frente a los graves problemas que atravesamos, en términos económicos, sociales, culturales e institucionales", ha dicho.

Navarra, Euskadi y Francia

La izquierda abertzale ha recuperado el concepto de territorialidad que defendía con anterioridad pero dándole una vuelta institucional. El objetivo es lograr una "República Confederal de Euskal Herria" de la que formarían parte Navarra, Euskadi y las provincias vasco-francesas, pese a reconocer lo complejo del proceso. En el caso de Euskadi, la vía hacia la independencia sería a partir de un acuerdo en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco y una consulta habilitante, como reclama el PNV. A partir de ahí habría dos opciones, que el Estado lo acepte o que no, en cuyo caso habría que proclamar la república vasca al margen de la legalidad española.

Otegi ha defendido que quieren construir un Estado para "recuperar todas las decisiones que afectan a la vida de sus ciudadanos", y por eso, cree que en este "contexto histórico" es necesario "recuperar el liderazgo y llevarlo al espacio jurídico y político que merece". "El independentismo de izquierdas está preparado para liderar el país, junto con otras fuerzas sociales, sindicales y políticas, hacia un escenario de creación y espacio soberano, en el que la ciudadanía sea la que decida cómo viven y de qué manera organiza su modelo social, económico y político", ha reiterado.

Más información