Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 70 filósofos del Derecho tildan la secesión unilateral de “golpe de Estado”

El manifiesto rechaza la secesión unilateral pero contempla una reforma constitucional para solucionar los problemas que "legítimamente" señalan sectores importantes de Cataluña

DUI
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, y Oriol Junqueras, vicepresidente.

"Una declaración unilateral de independencia (DUI) constituye un golpe de Estado", afirma rotundo un manifiesto firmado por 74 profesores y profesoras de Filosofía del Derecho de distintas universidades españolas, entre los que se encuentran nombres como el del exrector de la Universidad catalana Pompeu Fabra Josep Joan Moreso. Los profesores, que rechazan la secesión, sí contemplan una reforma constitucional para dar solución a los problemas que "legítimamente" señalan sectores importantes de la sociedad catalana.

Los filósofos del Derecho condenan "la secesión unilateral de parte del territorio de un Estado democrático que respeta los derechos fundamentales de su población (incluyendo los derechos culturales o lingüísticos de las minorías en su seno)" y la ven "contraria al ideal democrático" porque "priva de los derechos políticos a gran parte de la ciudadanía".

La secesión, continúan, sería "un colosal fracaso colectivo", que conllevaría "la merma del ámbito de la justicia distributiva, la partición del común y pone en riesgo un sinfín de lazos afectivos, vínculos personales y relaciones y flujos de todo tipo". Solo estaría justificada, dicen, si la secesión se realizase para poner remedio a una situación de injusticia grave. "Una situación que estamos convencidos de que no existe hoy".

Los profesores denuncian el "acoso" que colegas suyos y conciudadanos no independentistas reciben cuando hacen uso de su libertad académica, de opinión y expresión.

"El mantenimiento de nuestro orden constitucional y de nuestros derechos requiere el uso de la fuerza", reconocen, pero se muestran preocupados porque "se olvide que la proporcionalidad en el uso de la fuerza es una exigencia ética y jurídica".

El manifiesto hace un llamamiento a encarar el diálogo político en el marco de la Constitución y el Estatuto de Autonomía, para "recuperar la concordia civil tan severamente quebrada".

Más información