Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cuela en el pleno del Congreso la interpelación para reprobar a Sáenz de Santamaría

El partido considera que el 1 de octubre supone el fracaso de la Operación Diálogo pilotada por la vicepresidenta

La interpelación urgente del PSOE que puede desembocar en la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por las cargas policiales del pasado 1 de octubre en Cataluña ya figura en el orden del día del pleno que el Congreso de los Diputados celebrará la próxima semana. El grupo socialista ha aprovechado que el Partido Nacionalista Vasco (PNV) no ha utilizado el cupo de iniciativas para colar su interpelación.

La decisión de impulsar esta propuesta, a la que seguirá una moción y luego la posible reprobación, ha levantado algunas inquietudes en el en el seno del grupo que ven una fisura en la unidad con el Gobierno en un momento en el que el Parlament de Cataluña puede realizar una declaración unilateral de independencia. Incluso un grupo de veteranos del partido la ha criticado en una misiva alegando que hay iniciada una investigación judicial sobre los sucesos del pasado 1 de octubre.

Fuentes de la dirección del grupo, sin embargo, han minimizado ese malestar, defienden la oportunidad de la interpelación y aseguran que no responde tanto a la actuación de las fuerzas de seguridad como a que esos hechos son “la culminación del fracaso de la Operación Diálogo pilotada por la vicepresidenta del Gobierno”. Sáenz de Santamaría, reprochan, compareció ante la televisión ese día asegurando que no estaba pasando nada en Cataluña, mientras en la misma pantalla se veían los altercados y a la gente votando.

Respecto a si esta iniciativa puede afectar al apoyo que el partido presta al Gobierno frente al desafío independentista, han matizado que el respaldo se ciñe exclusivamente a la defensa del orden jurídico y la legalidad en Cataluña, no a unas actuaciones policiales que responden a unas directrices políticas que atribuyen a la vicepresidenta. Con todo, estas fuentes de la dirección dejan una puerta abierta en el proceso, al que tras la interpelación seguirá una moción y luego la reprobación. "Tras la moción, salvo que la vicepresidenta ofrezca unas explicaciones clarísimas" que la desvinculen de los hechos, "se procederá a la reprobación", aseguran. 

La crisis de Estado en Cataluña centra buena parte del pleno de la próxima semana, en el que todavía no se ha decidido cuándo se producirá la comparecencia del presidente Mariano Rajoy para dar cuenta de la posición del Gobierno al respecto y las posibilidades de una mediación.

Además de defender la interpelación a Sáenz de Santamaría, el grupo socialista formulará cuatro preguntas a distintos ministros en la sesión de control al Gobierno del miércoles. El resto de la oposición, Unidos Podemos, Ciudadanos, PNV, PDeCAT y ERC, también han preparado una batería de preguntas con Cataluña y las cargas del 1 de octubre de fondo.

Más información