Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide al Govern que desconvoque el referéndum del 1 de octubre

El 'número tres' ve las detenciones de miembros del Gobierno catalán “conformes a derecho”

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en rueda de prensa en la sede del PSOE.
El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en rueda de prensa en la sede del PSOE.

El PSOE ha reclamado al Gobierno de Cataluña este miércoles que desconvoque el referéndum del 1 de octubre. El partido que lidera Pedro Sánchez pide al Govern que paralice su convocatoria y abra una vía de diálogo toda vez que “no hay posibilidades de llevar adelante ninguna consulta o simulacro de la misma”, ha reflexionado el secretario de Organización, José Luis Ábalos, en una comparecencia en Ferraz a última hora de la tarde para informar de la reunión que han mantenido esta mañana en La Moncloa el secretario general socialista y el presidente del Gobierno. El PSOE no se aparta de la defensa del Estado de derecho y por tanto la posición oficial es la de respaldar las detenciones de miembros del Gobierno catalán. Estas han sido “conforme a derecho”, ha valorado el secretario de Organización.

El referéndum del 1 de octubre no tiene garantías legales pero tampoco físicas, entienden los socialistas, después de que hoy la Guardia Civil haya requisado casi 10 millones de papeletas del referéndum, así como otro material para la celebración de la consulta. "Pedimos al Govern que desconvoque el 1 de octubre", ha manifestado Ábalos."Que se abandone esta idea de hacer un nosequé el uno de octubre", ha remachado el secretario de Organización, muy crítico con la vía "unilateral, ilegal e injustificable" que "vulnera de forma flagrante el Estado de derecho" por la que ha optado la actual mayoría independentista catalana.

El PSOE, en cambio, se sitúa del lado de la legalidad. El número tres ha insistido en que las detenciones de los miembros del Govern por la organización del referéndum suspendido del 1 de octubre son precisamente la aplicación de la ley ante la ilegalidad. "Ante un hecho así, el Estado de derecho actúa con sus propios mecanismos, casi con automatismo. Porque nos protege a todos los ciudadanos", ha subrayado Ábalos, quien ha recordado que las detenciones "no son una medida del Gobierno".

La visión no es unánime en la ejecutiva socialista y otros miembros han manifestado, no obstante, opiniones críticas. Como la secretaria de cohesión social, Núria Parlón, quien ha lamentado en un escrito en su perfil en la red social Facebook que las detenciones y registros “retrotraen a imágenes en blanco y negro, a la falta de libertades, a la coacción y el silencio forzado”. "La situación en Cataluña exige diálogo y detener los excesos y defectos de los dos bandos enfrentados", considera Parlón. De la misma forma que Carles Ruíz, secretario de industria que como alcalde de Viladecans ha firmado un escrito suscrito por los alcaldes socialistas del Baix Llobregat en el que piden al Gobierno español que "cese las actuaciones policiales de registros y detenciones a altos cargos del Gobierno de Cataluña que ha realizado esta mañana, que no resolverán el conflicto político, al contrario, contribuyen a dificultar todavía más una salida democrática y cívica".

También la presidenta balear, Francina Armengol, entiende que con las detenciones “se ha pasado una línea roja”, mientras el presidente de Aragón, Javier Lambán, defiende el apoyo al Gobierno frente al ejercicio de "sedición" que está protagonizando la Generalitat.

El número tres ha insistido en que la posición del partido es la expresada por él mismo aunque se respeten las diferentes "opiniones personales" de compañeros de la formación, y se comprendan aún más en el caso de los alcaldes "fruto de la presión que están recibiendo". “Ante un hecho así", en referencia a la ruptura de la ley por parte del Govern, "el Estado de derecho actúa con sus propios mecanismos, casi con automatismo”, ha subrayado a cambio Ábalos, quien ha zanjado: “La línea roja es la ley”.

Frente a las críticas de los partidos independentistas y Unidos Podemos por unas detenciones que enmarcan en una actuación "represiva" del Gobierno, el PSOE recuerda que si la decisión judicial que ha motivado los arrestos y los registros "no es ajustada a derecho, cabe el recurso". "Donde no hay garantías es donde cada uno hace lo que le da la gana". Los socialistas reconocen que toda detención "provoca alarma" sobre todo en una situación donde "hay también detrás un debate político". Pero cargan las tintas contra los independentistas. "El problema es quien ha introducido en el debate político una ilegalidad", critican en la dirección del PSOE.

La operación policial de este miércoles ha sido ordenada por el titular del juzgado de instrucción 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer. En la causa que indaga el juez hay una veintena de personas investigadas por los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación en relación con la celebración del referéndum del 1 de octubre.

Más información