Diplocat niega que busque un aval internacional para el referéndum

El consorcio impulsado por la Generalitat pidió a la ONU su inscripción como observador electoral

 El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, habla por teléfono en los pasillos del parlamento de Cataluña.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, habla por teléfono en los pasillos del parlamento de Cataluña.Quique García (EFE)

Diplocat, el consorcio impulsado por la Generalitat para promocionar el proceso soberanista en el extranjero, niega que esté buscando un aval internacional para el referéndum del 1 de octubre. La petición que ha dirigido a Naciones Unidas para ser inscrita en la lista de observadores electorales internacionales “no tiene nada que ver con el referéndum, sino con procesos electorales en otros países”, según un portavoz de Diplocat.

La petición se formalizó a través de una carta del secretario general de Diplocat, Albert Royo (su presidente es de la Generalitat, Carles Puigdemont), al director de la División de Asistencia Electoral de Naciones Unidas, Craig Jenness, el pasado 30 de marzo. Dos meses después, el 3 de junio, a través de un correo, un subordinado de Jenness respondió a Diplocat excusando la tardanza en responder y remitiéndole al departamento depositario de la Declaración de Principios para la Observación Internacional de Elecciones.

Más información
La ONU frena el intento de dar aval internacional al referéndum
Diplocat, una red de diplomacia 'amateur'

En una nota informativa cursada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, fechada el pasado día 20 y divulgada este miércoles por EL PAÍS, se explica que los responsables de la División de Asistencia Electoral informaron a la Embajada de España en Naciones Unidas de la petición de Diplocat y le subrayaron que, “como es norma en estos casos, ni siquiera se ha acusado recibo para evitar el riesgo de manipulación de cualquier comunicación”.

A juicio de los altos cargos de la ONU, “su objetivo real [de la petición de Diplocat] es bien distinto de la observación electoral [y], además afecta a los intereses y la soberanía de un Estado miembro”, en alusión a España.

La nota añadía que “hace unos días, en la reunión anual restringida de los principales firmantes de la Declaración de Principios”, el representante de la ONU “puso sobre la mesa la cuestión de Diplocat y solicitó a los demás asistentes que también se pronunciaran en contra y no se le diera ningún seguimiento, lo que fue aceptado unánimemente”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En los estatutos de Diplocat no figura la observación de procesos electorales, lo que en un momento dado podría ser un requisito para ingresar en la lista de la ONU, aunque ha realizado misiones en Costa Rica, Uruguay, Macedonia y Marruecos entre 2014 y 2016.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS