Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno acusa a la Generalitat de presionar a alcaldes, a los mossos y a los funcionarios

El PSOE sostiene que el nuevo borrador de la ley de ruptura "no resiste ninguna prueba de legalidad"

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras este lunes. En el vídeo, Miquel Iceta (PSC).

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha acusado este lunes a la Generalitat de "presionar" tanto a la mayoría de los alcaldes, a los medios de comunicación, los mossos y a los funcionarios para que se sumen a sus pretensiones independentistas en Cataluña. El ministro ha rechazado especialmente que el Gobierno catalán acometa todas esas actuaciones a través de leyes como la de Transitoriedad Jurídica, avanzada por EL PAÍS, con métodos de “gran oscurantismo”, sin “luz ni taquígrafos” como en países más propios “de otras latitudes” que de naciones enclavadas en la Unión Europea.

El ministro ha recordado al presidente catalán, ante textos como esa ley o ante el proyecto que se pretende presentar mañana martes sobre cómo se quiere organizar el citado referéndum de independencia, que “como han dicho los tribunales —en alusión al Constitucional—, todos los actos preparatorios hacia un referéndum ilegal incurren también en responsabilidad. Más clara no puede ser la posición", ha declarado Méndez de Vigo, justo un día antes de que JxSí y la CUP presenten la Ley del referéndum en el Parlamento catalán.

Méndez de Vigo ha relatado cómo está de confusa la situación en Cataluña, cuando a tres meses de la fecha anunciada "unilateralmente" para el referéndum aún no se tienen urnas porque el concurso ha quedado "desierto", "muchos alcaldes no prestan locales" y "tampoco tienen censo". El portavoz del Ejecutivo ha remachado que el presidente catalán y su Gobierno están presionando a muchos alcaldes que no se sienten representados por los que acudieron el sábado a un acto soberanista que solo implica a "menos del 42% del censo" de los habitantes en Cataluña. El ministro ha asegurado que tanto los alcaldes, como los medios de comunicación, los Mossos y los funcionarios presionados pueden estar tranquilos porque el Gobierno no permitirá ese referéndum ilegal.

El ministro ha constatado que en Cataluña se ha producido una pérdida de "neutralidad" de la Generalitat que, "ya solo obedece los deseos políticos de los secesionistas" en vez de los de todos los catalanes. Méndez de Vigo ha remachado que las alusiones contempladas en la ley de Transitoriedad Jurídica a la Asamblea Nacional Constituyente "aleja de Europa" a Cataluña y la acerca a “otras latitudes", en alusión a Venezuela y a los movimientos bolivarianos. "Eso no está en los usos europeos", ha recalcado y atribuido a los radicales de la CUP de estar dirigiendo todo el proceso frente al PDeCAT, que no para de perder auge y apoyo en las encuestas porque “la gente prefiere el original a la copia".

El portavoz del ejecutivo ha admitido que desconoce si Rajoy ha podido ya establecer algún tipo de contacto con el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al menos para hablar de la situación cada día más delicada en Cataluña.

PSOE: “No resiste la prueba de la legalidad”

“Es un poco delirante el planteamiento, no resiste ninguna prueba de legalidad”, ha afirmado este lunes José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE. “Nosotros nos hemos mantenido siempre en la posición conforme a la ley. Cualquier propuesta debe ser en los límites de la ley. Es un acto más de propaganda política”, ha añadido el número dos de Pedro Sánchez. “Que asuman su responsabilidad quienes están en esta posición, que lo único que buscan son réditos electorales. Y por más que insistan, nuestra posición no se va a modificar”.

Guillermo Fernández Vara, presidente del Consejo de Política Federal, ha recalcado que “hay que salir al encuentro de parte del pueblo catalán pero sin portazos”. “La Constitución fue ampliamente apoyada en Cataluña y establece los mecanismos para su modificación. Pero eso de buscar su propio Estado de derecho es increíble”, ha criticado Vara. El presidente de Extremadura ha recordado que Cataluña “también es la única comunidad autónoma que no tiene el estatuto que quiso”. “Haríamos bien en reflexionarlo. Estando en desacuerdo con lo que se plantea desde la Generalitat, hay que salir al encuentro de una parte del pueblo catalán y hablar y dialogar dentro de la Constitución. Con portazos no se arregla el problema”.

Ciudadanos: "Están lejos de la realidad"

“En Cataluña hay dirigentes cada vez más lejos de la realidad”, ha dicho José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, en RNE. “Los catalanes tenemos necesidad de que mejore nuestra sanidad, de acabar con los barracones escolares, de políticas sociales”, ha seguido. “Y ante esas necesidades estos dirigentes se dedican a escribir negro sobre blanco fantasías que no tienen nada que ver con la realidad. No somos ninguna colonia. No tenemos que librarnos de ninguna metrópoli. Necesitamos mejores políticas y políticos”.

Podemos: "Una solución unilateral"

Podemos rechaza la ley de ruptura de la Generalitat toda vez que la considera una “solución unilateral” que no comparte. “Estamos en contra de soluciones unilaterales”, ha enfatizado el secretario de Organización, Pablo Echenique, en la rueda de prensa tras la ejecutiva del partido. A diferencia del referéndum unilateral del 1 de octubre, que Podemos tampoco comparte como “solución” al problema catalán —el partido defiende un referéndum pactado con el Estado— pero que sí respalda como “movilización” ciudadana, la posición de la formación ante la ley de ruptura sí es nítidamente en contra. “Pensamos que habría que hacer las cosas de otra manera”, ha considerado Echenique, que ha subrayado además que “el sector que sustenta al Gobierno de Puigdemont tiene mayoría en el Parlament pero no tuvo mayoría en las elecciones catalanas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información