Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH Bildu se queda sola en la defensa del programa antiespañol de ETB

El europarlamentario del PP, Carlos Iturgaiz, denunciará el programa a la Comisión Europea

EH Bildu es el único partido que defiende el programa de ETB que clasifica a los españoles como “fachas”, “chonis”, “paletos” o “progres”. El resto de partidos se unieron en sus críticas y Carlos Iturgaiz, europarlamentario del PP, anunció que denunciará el programa a la Comisión Europea. El lehendakari, Iñigo Urkullu, hace suyo "el sentimiento de ofensa" por el espacio televisivo.

Un fragmento del vídeo.

Los comentarios de activistas, cantantes y actores vascos sobre España, los españoles y algunos de sus símbolos en el programa de ETB1 Euskalduna naiz, eta Zu? (Soy vascohablante, ¿y tú?) siguen generando reacciones en contra de todos los partidos. Solo EH Bildu se desmarcó al vincular las opiniones de los entrevistados con la libertad de expresión y argumentar que en la televisión pública “tienen que tener cabida todo tipo de opiniones y sensibilidades políticas”.

El presidente vasco, Iñigo Urkullu, del PNV, ha criticado este lunes el programa, informa Efe. "Como persona y como lehendakari hago mío el sentimiento de ofensa que muchos ciudadanos hayan podido percibir". Un medio de comunicación público "debe preservar programas que sean constructivos y evitar en la medida de lo posible todo aquello que pueda ser tomado como ofensa", añadió.

PP, PNV y PSE aprobaron reformar EiTB

Hace dos semanas , el 16 de febrero,el Parlamento vasco sacó adelante con los votos del PP, PNV y PSE una propuesta para afrontar en una ponencia, dentro de la comisión parlamentaria de control de EiTB—que todavía no se ha constituido—, la reforma del ente.

EH Bildu y Podemos se abstuvieron. PNV y PSE defendieron que es necesario comenzar el debate para actualizar una televisión que ha sufrido caídas de audiencia del 24% en un lustro.

La secretaria general del PP, Nerea Llanos, fue más beligerante y pidió una ponencia abierta que convierta la tele en un medio “despolitizado e independiente y no al servicio del gobierno de turno”.

El Gobierno vasco exigió a la dirección del ente público que, aunque en clave de humor, evite la difusión de contenidos ofensivos para muchos vascos y españoles. El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, aprovechó la conmemoración del 80º aniversario de la Batalla de Matxitxako para asegurar que “es un programa cuyo contenido no solo no comparte el Gobierno vasco, sino que rechaza abiertamente”.

El europarlamentario popular Carlos Iturgaiz ha anunciado que trasladará a “las instituciones europeas” el contenido del programa porque no se pueden permitir “difusiones que solo crean espacios de odio contra todo lo que pertenezca a la cultura, simbología y sociedad española”. Podemos calificó de “lamentable” el programa a través de Eduardo Maura, diputado nacional y secretario político del partido en Euskadi. Y Ciudadanos avanzó que valorará si hay alguna posibilidad de impulsar una iniciativa de protesta en el Congreso de los Diputados.

Con un formato de entrevistas, algunas de las respuestas que se vierten en el programa han generado indignación por su carácter despectivo. “Ostras qué asco me da esa bandera, es asquerosa”, dice, por ejemplo, la activista feminista Josebe Iturrioz. “Me dan ganas de vomitar y siento que me da cagalera”, añade. Ante la magnitud de la polémica, la dirección de la televisión vasca —que reclamó a EL PAÍS que retire el polémico vídeo de su página web— se defendió asegurando que el resumen publicado “se ha sacado de contexto y no recoge la esencia” de la obra original, además de distorsionar el ofrecer un sesgo que distorsiona el programa. No obstante, aseguró que “lamenta el hecho y ratifica, desde la pluralidad y el respeto institucional, su voluntad de contribuir a la normalización de la sociedad vasca, también con programas de humor”.

El debate en las redes sociales también fue intenso. Más de 23.000 tuits respaldaron en la red social el boicoteo a la película recién estrenada El guardián invisible, en la que participa Miren Gaztañaga, actriz que en el programa definió así lo que piensa de los españoles: “Son culturalmente un poco atrasados, me viene la imagen de un cateto”.