Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cada vez más ciudadanos prefieren ir a la sanidad pública

Los usuarios dan un 6,55 al sistema nacional de salud, la tercera nota en 14 años

Entrada del hospital Gregorio Marañón.
Entrada del hospital Gregorio Marañón.

La confianza de los ciudadanos en el sistema sanitario público se reforzó el año pasado, según el Barómetro Sanitario  del Mnisterio de Sanidad. En esta encuesta anual se aprecia esta valoración en que se han alcanzado récords en el porcentaje de ciudadanos que prefiere ir a un centro público en vez de a uno privado en dos de las categorías estudiadas: atención primaria (el 69,6%) y especializada (57%), y la segunda mayor proporción en hospitalización (el 68,1%, aunque en 2003 lo prefirió el 69%) y urgencias (66,4%, el segundo mejor dato después del 71,85% de 2003).

En general, los ciudadanos dan un 6,55 sobre 10 al sistema. Dentro de que la apreciación es siempre positiva, esta cifra es la tercera más alta desde 2002, y representa el segundo año consecutivo de mejora. En la ligera variación que en este asunto se experimenta año tras año, también destaca que el 66,4% de quienes fueron a urgencias lo hicieron por iniciativa propia. El uso abusivo de este sistema es una de las causas de su saturación, según las Administraciones sanitarias (aparte de cuestiones organizativas, recortes y picos como el anual de la gripe).

En la legislatura pasada, el presidente de los colegios médicos, Juan José Rodríguez Sendín, dentro del debate por los copagos que promovió la entonces ministra de Sanidad Ana Mato, llegó a proponer que se multara a quien acudiera a ese servicio sin necesitarlo. Pese a lo alto de la cifra, esa proporción es la menor de la serie, lo que indica que cada vez más personas van a estos servicios porque les manda su médico de cabecera o las urgencias de atención primaria. En total, estos últimos representan ya el 26,2% de los atendidos, cuando en 2004, primer año de la serie, solo eran el 20%.

El Ministerio de Sanidad, en su nota —no ha hecho presentación de los resultados— destaca otro hecho: el incremento del número de pacientes que afirman que les consultan y son parte de la toma de decisiones en su proceso: son ya el 78%; mientras en 2013 eran el 61,2%.

Respecto a las críticas al sistema, hay dos recurrentes: solo el 37,7% cree que todos reciben el mismo tratamiento independientemente de la comunidad donde vivan y el 46% cree que las listas de espera siguen igual, y el 28%, que han empeorado.

Fe de errores

En la versión original de esta nota se decía que el Barómetro Sanitario lo elaboraba el INE; no es cierto, ya que depende del Ministerio de Sanidad.

Más información