El PP necesitaría al PSOE en 30 votaciones de los Presupuestos

El trámite parlamentario obliga a aprobar todas las partidas

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno Mariano Rajoy. JORGE GUERRERO / AFP

Más información

El trámite parlamentario de los Presupuestos exigiría el apoyo del PSOE en forma de voto a favor o de abstención en una treintena de votaciones en el Congreso de los Diputados. O buscar fórmulas alternativas como por ejemplo el apoyo de los diputados de la antigua Convergencia (actual PdeCat) que hoy parece improbable.

La actual dirección de los socialistas insiste cada día en la imposibilidad de apoyar las cuentas de 2017 en el Congreso y el Gobierno es consciente de la dificultad para sacarlas adelante cuando las presente a partir finales del mes de marzo. La dificultad se incrementa por el trámite que exige un elevado nivel de acuerdo para cada una de las secciones o capítulos que se sometan a votación.

El acuerdo con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria solo garantiza que se admita a trámite el proyecto que envíe el Gobierno. Es decir, que se abra una tramitación que, según los socialistas, no conducirá a ninguna parte por la complicación del trámite. PP, Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria sumarían 175 diputados, frente a los 175 que defiendan las diferentes enmiendas a la totalidad.

Tras el empate, se repetirán tres veces esas votaciones y si persiste se rechazan las enmiendas de totalidad como las que ha anunciado el PSOE. A partir de ahí el proyecto iría a la Comisión de Presupuestos. La representación del Grupo Mixto en esa comisión corresponde a UPN, aliado del PP, por lo que el Gobierno sí tendría asegurada una mayoría para aprobar sus enmiendas o rechazar las de la oposición.

El dictamen de la comisión iría a pleno, pero no habría una sola votación global, sino una treintena correspondientes a cada una de los títulos y secciones. Es precisa mayoría simple, luego solo saldrían si se suma al menos un voto a los de PP, Ciudadanos, PNV y CC. Es en estas votaciones en las que el Gobierno pretende tener el respaldo del PSOE, en forma de voto favorable o abstención.

Las secciones y títulos correspondientes a otras instituciones no presentan problemas porque el PSOE siempre apoya las cuentas referidas, por ejemplo, a la Casa Real, las Cortes, el Tribunal Constitucional, etcétera. Luego vendrían las votaciones sobre las secciones correspondientes a cada uno de los ministerios o a impuestos, entre otros. Los socialistas aseguran que será imposible que se produzca ese apoyo a cada una de las partidas, incluso aunque haya pasado ya el congreso del PSOE. Si el PP pierde una sola de las votaciones no sería posible aprobar los Presupuestos, porque el Tribunal Constitucional sentenció en 2003 en un caso referido al País Vasco que deben respetarse los principios de unidad, que exige que los Presupuestos se aprueben en un único documento, y de universalidad, que obliga a contener en una misma ley todos los gastos y los ingresos.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50