Congreso del Partido Popular

Rajoy considera un disparate anticipar elecciones si no hay Presupuestos

El líder del PP considera como una de sus prioridades cerrar pactos de Estado con el PSOE

Mariano Rajoy, en el congreso del PP.
Mariano Rajoy, en el congreso del PP.ÁLVARO GARCÍA

La prioridad de Mariano Rajoy tras solventar el pasado fin de semana el congreso de su partido es ahora gobernar el mayor tiempo posible, continuar la senda económica actual con matices y cerrar algunos pactos de Estado con el PSOE. Anticipar otras elecciones, por falta de Presupuestos o por el enredo político en Cataluña, le parecería “un disparate”. El presidente del Gobierno descarta así de entrada prorrogar los actuales presupuestos. Rajoy también rechazó que se haya ofrecido como mediador de Donald Trump.

Más información

“Yo no voy a convocar elecciones, esto es un disparate, mi intención es que la legislatura dure todo lo que pueda porque es lo normal, lo razonable y creo que es positivo dar ese mensaje”. Fue la respuesta contundente de Rajoy este lunes para descartar que esté en sus planes la opción de anticipar otras elecciones generales si le sale mal la negociación con el PSOE para sacar adelante los Presupuestos de 2017. El presidente del Gobierno tendría esa posibilidad abierta a partir de mayo, cuando haya pasado un año desde la última convocatoria electoral.

Rajoy confirmó que va a presentar su proyecto de Presupuestos (quiere hacerlo a finales de marzo) y que está en conversaciones ya con Ciudadanos y ahora en la fase de sondear a PNV y PSOE. “Voy a presentar los Presupuestos del año 2017 porque creo que debo hacerlo. En su día presenté los de 2016 y se aprobaron y ahora presento los de 2017. Hay una cosa positiva, que ya hemos aprobado el techo de gasto, el capítulo de ingresos y dividir el déficit entre las distintas administraciones para atender nuestras obligaciones en Europa”, recalcó ayer en una entrevista en TVE.

Mas presión al PSOE

El jefe del Ejecutivo rechazó así la idea de algunos de sus colaboradores, a favor de prorrogar las cuentas actuales, y valoró el pacto cerrado con el PSOE para el techo de gasto de las administraciones públicas. En las próximas semanas aumentará la presión presupuestaria sobre el PSOE.

Rajoy no quiso embarcarse en comentar lo que puede suceder o no en España tras la resolución del proceso de primarias que vivirá el PSOE en mayo y tras la elección de su futuro nuevo líder en un congreso en junio. Reseña la “sensatez razonable” del actual responsable de su gestora, Javier Fernández, pero constata que deberá entenderse con el que salga.

Durante el cónclave ya avanzó que ahora le tocará ceder, pero matizó que cederá siempre que sea sin la sensación de estar vendiendo favores ni asumiendo contrarreformas de sus principales políticas de la anterior legislatura, sobre todo en empleo.

Rajoy no entró a especular sobre si ha vuelto a practicar un juego de equilibrios entre el partido y el Gobierno al no señalar a nadie en la futura carrera de su sucesión. Defendió la designación de Dolores Cospedal en 2008 como número dos en el PP y la de Soraya Sáenz de Santamaría como vicepresidenta en 2011: “Son dos personas que continúan ahí porque yo confío en ellas y lo han hecho muy bien”.

El jefe del Ejecutivo aprovechó para corregir en la entrevista una expresión del comunicado oficial de La Moncloa tras su charla de hace unos días con Donald Trump, en el que se informó de que se había ofrecido como interlocutor. Rajoy matizó: “Yo no me ofrecí como mediador de nadie, ni de América Latina. Es verdad que eso lo hemos visto publicado y probablemente no nos explicamos nosotros bien. Yo dije que tenía una buena interlocución en América Latina, una historia que nos une, afectos compartidos, lazos de toda suerte y magníficas relaciones con Europa y el Norte de África y que eso puede ayudar a resolver problemas”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50