Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El excomisario Pino se desvincula ante el juez del ‘pendrive’ con documentos del ‘caso Pujol’

La Audiencia Nacional investiga el presunto origen irregular de la documentación

Eugenio Pino saliendo de la Audiencia Nacional. Ampliar foto
Eugenio Pino saliendo de la Audiencia Nacional.

El comisario jubilado y anterior director adjunto operativo (DAO) —número dos— de la Policía, Eugenio Pino, se ha desvinculado este jueves de la documentación aportada en un pendrive y que sirvió en abril de 2016 para la elaboración de un informe policial del caso Pujol que fue puesto en cuarentena por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata al apreciar que los datos tenían un origen ilícito. Pino, el máximo cargo policial durante la etapa de Jorge Fernández Díaz en el ministerio del Interior ha declarado como testigo ante el magistrado. Según fuentes jurídicas, ha afirmado que el jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, le dio el dispositivo informático con la documentación, pero que él no pudo abrirlo al tener el pendrive un sistema de encriptado.

Según Pino, devolvió el lápiz de memoria informática al comisario Martín-Blas quien, según él, lo entregó a la UDEF y a la Fiscalía Anticorrupción. El antiguo DAO, según las mismas fuentes, ha dado a entender que la documentación provenía de los detectives de la agencia Método 3 Julián Ángel Peribáñez y Antonio Tamariz.

Eugenio Pino jha declara este jueves durante dos horas como testigo en la causa abierta en la Audiencia Nacional sobre el presunto origen irregular de los documentos que incriminan al expresidente catalán Jordi Pujol en delitos fiscales y de blanqueo de capitales. El excomisario ha sido citado por el juez José de la Mata después de que el pasado 6 de febrero el jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), Manuel García Catalán, le entregara un pendrive (lápiz de memoria informática) que fue hallado por un inspector de la Brigada Central de Blanqueo de Capitales mientras "ordenaba cajones y armarios de su despacho".

Este pendrive, de 8 gigabytes de capacidad, ha sido analizado por especialistas informáticos policiales por orden del juez. Según el primer análisis, el dispositivo de almacenamiento contiene 868 registros, de ellos un centenar de carpetas, que coinciden con los de un disco compacto que fue incorporado al caso Pujol en un informe del pasado abril y que fue puesto en cuarentena por De la Mata al sospechar de su posible origen irregular. En aquel informe se acusaba a Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat, de ocultar 4,4 millones de euros a la justicia tras ser imputado.

El magistrado abrió una investigación separada ante la sospecha de que los documentos, que se refieren a la actividad de Jordi Pujol Ferrusola, puedan proceder de un acceso ilícito al ordenador de este por parte de detectives de la agencia Método 3 y que llegaran a manos de la policía sin ningún tipo de control judicial. Los nombres de los archivos se refieren a países donde Pujol hijo hizo negocios —como Gabón, México, Turquía o Marruecos— y también a empresas como Isolux, de la que cobró varios millones de euros por servicios de intermediación que la fiscalía cree inexistentes.

El juez citó tanto a Pino como al excomisario de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas, que declarará el lunes, tras una denuncia por falsedad documental del exdirector de la agencia de detectives Método 3 Francisco Marco, quien señala a dos de sus exempleados como colaboradores a sueldo de la policía para obtener pruebas de forma ilegal sobre diferentes cargos políticos o mandos policiales catalanes.

Más información