Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El caso Pujol

El juez cita al excomisario Pino para aclarar las pruebas del ‘caso Pujol’

De la Mata sospecha del posible origen irregular de los documentos contra el expresidente catalán

Eugenio Pino, ex director adjunto operativo del Cuerpo Nacional de Policía, en 2012.
Eugenio Pino, ex director adjunto operativo del Cuerpo Nacional de Policía, en 2012.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha citado como testigos al anterior director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, el comisario jubilado Eugenio Pino, y al excomisario de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas, para que expliquen el origen de parte de los documentos que incriminan al expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol y a su familia en delitos contra la Hacienda Pública y de blanqueo de capitales.

El magistrado ha abierto una investigación separada ante la sospecha de que estos documentos puedan proceder de un acceso irregular de un ordenador de Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresident, por parte de la agencia de detectives Método 3, y que llegara a manos de la policía en un pen drive sin conocimiento ni control judicial. De ser así, la investigación sobre los negocios de la familia Pujol se podría ver comprometida e incluso amenazada de nulidad.

El juez De la Mata ha citado a ambos policías para los próximos 16 y 17 de febrero. Posteriormente, el día 23, ha convocado, también como testigos, y, por lo tanto, con obligación de decir la verdad a todas las preguntas que se les formulen, a dos detectives de la controvertida agencia de detectives. Se trata de Julián Ángel Peribáñez y Antonio Tamarit. Ambos fueron identificados por su jefe, Francisco Marco, en un escrito remitido a principios de enero al magistrado.

El antiguo DAO reconoció este martes, en una entrevista en el diario El Mundo, que había ordenado varias veces la detención de miembros de la familia Pujol, a lo que los jueces –primero el juzgado número 14 de Barcelona y luego la Audiencia Nacional- se negaron al ser “muy garantistas”.

Por su parte, Martín Blas fue apartado de la unidad de Asuntos Internos que dirigía tras un enfrentamiento con el comisario José Manuel Villarejo. Martín Blas no tiene ahora más ocupación en la policía que liderar, por orden del juez Arturo Zamarriego, la investigación sobre la grabación en 2014 a agentes de la Policía Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia que hablaban de las pesquisas sobre el joven impostor Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como El Pequeño Nicolás. Según esta investigación, el polémico comisario Villarejo estaba detrás de esta grabación.

El juez De la Mata acumula en el Juzgado Central de Instrucción todas las causas relativas a la familia Pujol Ferrusola. Según el magistrado, la familia se ha repartido “cantidades multimillonarias” procedentes en parte de adjudicaciones de contratos públicos de la Generalitat a empresas que les pagaban mordidas. Estos fondos, que el expresidente catalán justificó en julio de 2014, como una herencia de su padre, Florenci Pujol, se ocultaron al fisco en “cuentas bancarias ocultas que mantenían en jurisdicciones extranjeras”, en especial Andorra.