Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy ofrece retirar recursos contra Euskadi a cambio del apoyo del PNV

El 20 de diciembre se reúnen para acordar la retirada de los recursos contra cuatro leyes vascas

El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu y el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka.
El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu y el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka.

Los Gobiernos central y vasco han decidido poner fin a más de cuatro años de desencuentros y relaciones rotas entre Rajoy y Urkullu. En la antesala de las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado de 2017, el PP ha aceptado estudiar la retirada de los recursos de inconstitucionalidad anunciados por el Estado contra cuatro leyes vascas. Este primer paso en la recuperación de los contactos entre ambas Administraciones coincide con la decisión del PNV de votar este jueves en el Congreso a favor del techo de gasto presupuestario.

Mientras el PP gobernó con mayoría absoluta hasta octubre pasado no hubo ningún intento de aproximación entre el presidente del Gobierno y los nacionalistas vascos. En las últimas semanas, en cambio, el PP ha multiplicado sus gestos para lograr el apoyo del PNV a las principales medidas económicas de este inicio de legislatura. La estrategia, que encaja con la voluntad manifestada por Rajoy al inicio de su mandato de practicar “mucho diálogo” con la oposición, también tendrá su reflejo en el inicio de una nueva etapa de deshielo institucional con el Gobierno de Iñigo Urkullu.
Tras casi cinco años marcados por la falta de relaciones bilaterales y el desacuerdo, representantes de los Gobiernos central y vasco se reunirán el próximo martes, 20 de diciembre, para tratar de rebajar la conflictividad y lograr un acuerdo que permita retirar cuatro recursos de inconstitucionalidad anunciados contra otras tantas leyes vascas: la Ley de Instituciones Locales de Euskadi (aprobada tras casi 30 años de espera), la Ley de Adicciones, la Ley de Iniciativa Legislativa Popular y la Ley de Víctimas de Abusos Policiales.

Llamada telefónica

El desbloqueo de las relaciones bilaterales se produce después de la llamada telefónica que mantuvieron el pasado viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del Ejecutivo autonómico, Josu Erkoreka. La reunión de la Comisión Bilateral de Cooperación, que será de carácter técnico, es una muestra, según Erkoreka, de la voluntad que han mostrado ambos Gobiernos de “llegar a un acuerdo que permita la retirada inmediata de los recursos” competenciales. Moncloa y Lakua mantienen cerca de 50 de estos litigios, la mayoría interpuestos por el Gobierno vasco, de los cuales solo cuatro están en fase de negociación. Los puentes entre ambas instituciones están dinamitados también por discrepancias entorno a la revisión del Cupo, la actualización del Concierto Económico y el retraso en las obras del AVE vasco. Rajoy y Urkullu, salvo las llamadas telefónicas de cortesía, no se han reunido desde septiembre de 2014.

“Los problemas políticos se resuelven con diálogo y negociación y no por la vía de los tribunales, porque la judicialización de la política sólo acrecienta el enfrentamiento. Valoramos la actitud del Gobierno [español] de prestarse a negociar estos cuatro conflictos”, afirmó Erkoreka, quien durante la última etapa ha sido muy crítico con la estrategia de “recentralización” y los “ataques” al autogobierno vasco que, en su opinión, ha desplegado el Ejecutivo de Rajoy.
El arranque de esta legislatura, con el PP en minoría en la Cámara baja, ha supuesto un giro en esta situación de enemistad. Rajoy habla periódicamente con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar; la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, con el portavoz parlamentario, Aitor Esteban, y con Erkoreka; y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya se ha reunido con el consejero vasco Pedro Azpiazu.

En este nuevo contexto, Esteban oficializó ayer en el Congreso el primer gran paso del deshielo al anunciar que los cinco diputados del PNV votarán a favor del techo de gasto que se debatirá este jueves. Esteban valoró como “un paso positivo para Euskadi” la recuperación de la bilateralidad con la reunión técnica entre Azpiazu y Montoro y el incremento en una décima del objetivo de déficit acordado entre ambos para el año 2016. No obstante, Esteban quiso desligar el del PNV al techo de gasto de la negociación de las cuentas de 2017. “No tiene nada que ver”, dijo, porque la discusión presupuestaria no ha comenzado formalmente.

La vicepresidenta, que lleva directamente muchos de esos contactos para rebajar la tensión con el Gobierno vasco y al PNV, consideró en el Senado “un apoyo muy importante” la decisión de los nacionalistas de apoyar el techo de gasto: “Nos va a permitir compatibilizar el crecimiento y la creación de empleo y dar un paso más en la confianza de nuestro país”.
El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que también ha favorecido la interlocución con representantes del PNV, puso en valor el papel que puede jugar el partido de Ortuzar: “El PNV lo ha dejado claro, está aquí para jugar el partido, y eso implica ponerse la camiseta, hacer un entrenamiento previo, tener una táctica y salir a darle al balón. Esperamos que jueguen lealmente y si puede ser en equipo, mejor que mejor”.

Urkullu no irá a la conferencia de presidentes

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se reafirma en su decisión de no acudir a la Conferencia de Presidentes convocada por el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, el próximo día 17, al considerar que "no se dan las circunstancias que justificarían" su presencia. Así lo ha comunicado hoy a los miembros de su gabinete.

Erkoreka ha explicado que la negativa de Urkullu "no es un veto al foro", sino una defensa de la "singularidad del autogobierno vasco" que, a su juicio, debe canalizar a través de una "relación bilateral entre Euskadi y el Estado".

Urkullu considera que es el momento de "poner en valor" la necesidad de "encauzar" la "multitud de asuntos" que el lehendakari trasladó a Rajoy en la última reunión que mantuvieron ambos el 15 de septiembre de 2014.

Erkoreka ha desvelado que el presidente del Gobierno adelantó a Urkullu su intención de convocar la conferencia en una conversación telefónica "que duró un minuto". El lehendakari no tiene previsto, por el momento, solicitar una reunión en Moncloa.

Más información