Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH Bildu plantea una consulta vinculante sobre la independencia de Euskadi en 2018

EH Bildu propone elaborar en dos años en el Parlamento un plan para ejercer el derecho a decidir

Maddalen Iriarte, candidata de EH Bildu a lehendakari, interviene este miércoles en el Parlamento vasco.
Maddalen Iriarte, candidata de EH Bildu a lehendakari, interviene este miércoles en el Parlamento vasco.

Maddalen Iriarte, la candidata de EH Bildu en el debate de investidura a lehendakari, ha defendido este miércoles en el Parlamento autonómico la celebración en 2018 de una "consulta vinculante" sobre un nuevo estatus político vasco, al estilo del procedimiento independentista que en Cataluña está liderando el presidente Carles Puigdemont o el referéndum escocés. Iriarte ha insistido en que en cuatro años "todos los instrumentos tienen que estar preparados para que Euskal Herria sea independiente".

La candidata abertzale ha dedicado la parte final de su discurso a exponer las propuestas de EH Bildu sobre soberanía, el derecho a decidir y sobre la convivencia, después de centrar la mayor parte de su intervención en otras materias, como el empleo, las desigualdades sociales, el feminismo, la educación, el euskera o la política fiscal. Iriarte ha precedido a Iñigo Urkullu, el aspirante del PNV que resultará reelegido mañana gracias al acuerdo suscrito este lunes por su partido y los socialistas vascos.

"Ha llegado el momento de decir basta", ha proclamado Iriarte tras constatar que el nuevo Parlamento vasco es de mayoría nacionalista. "57 de los 75 parlamentarios (los del PNV, EH Bildu y Podemos) defienden el derecho a decidir", lo que supone tres cuartas partes de la Cámara, una mayoría que "nadie puede cuestionarla", ha dicho. Esta realidad le ha llevado a reclamar la necesidad de pisar el acelerador independentista en el País Vasco, pese a reconocer que por ahora "solo EH Bildu defiende la vía de la independencia" y que eso no es "suficiente".

Por ello, ha reconocido la necesidad de alcanzar acuerdos en esta materia en el seno de una ponencia o comisión parlamentaria sobre autogobierno. Este foro, a su juicio, debería aprobar dos documentos. El primero de ellos consistiría en una declaración en la que se constatará que la Comunidad Autónoma vasca está "dispuesta" a ejercer el derecho a decidir "de forma democrática", así como que "no renunciará" a dicho derecho en el futuro.

Esa comisión tendría que aprobar otro documento que detalle los mecanismos para ejercer el derecho a decidir. Iriarte ha rechazado entrar en el debate sobre conceptos como "unilateralidad" o "bilateralidad", pero ha defendido la celebración de una "consulta vinculante" sobre un nuevo estatus político en 2018.

Esta fórmula, ha añadido, encaja perfectamente con el camino que están recorriendo Escocia y Cataluña, cuyos procesos le suscita "admiración y envidia" a Iriarte. "La ciudadanía de Escocia y Cataluña ha sabido articularse de forma madura para dar cauce a una demanda absolutamente democrática y también sus instituciones han sabido estar a la altura de la ciudadanía, asumiendo los liderazgos que les corresponden", ha sentenciado Iriarte, que ha asumido los papeles que la izquierda abertzale había confiado a Arnaldo Otegi hasta que fue declarado inelegible por la Junta Electoral por estar inhabilitado para ello.

Ha reivindicado la vía soberanista a la vista de los pronunciamientos del Tribunal Constitucional sobre "la indivisibilidad de España". Iriarte ha querido dejar claro que EH Bildu no está dispuesta a "cruzarse de brazos" en el probable caso de que Madrid rechace la propuesta que salga del Parlamento Vasco sobre un nuevo estatus político. "No podemos meter en un cajón lo que nosotros hemos decidido", ha manifestado.

La propuesta que lanza EH Bildu difiere de la hoja de ruta del PNV. Urkullu es partidario de lograr, de salida, un pacto interno en Euskadi, en el seno del Parlamento vasco, “plural y entre diferentes” que debería ser refrendado posteriormente por la sociedad vasca a través de una “consulta legal”. El siguiente paso, siempre sin desbordar los cauces legales, sería negociar con el Estado español para pactar el nuevo estatus y reconocer la realidad nacional vasca.

Más información