Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramón Espinar: “Nosotros representamos el Podemos rebelde”

El dirigente vincula a Maestre con un modelo "normalizado". Dará un paso atrás si no gana

Ramón Espinar (Madrid, 1986), portavoz de Podemos en el Senado, disputa el liderazgo de Podemos en la Comunidad de Madrid al frente de la iniciativa Junt@s Podemos. La suya es la candidatura pablista, aunque él se resista a admitir ese apoyo mientras se reconoce “afín” al líder. Espinar reivindica su proyecto como el del Podemos “rebelde” frente al “normalizado” que, en su opinión, representa Adelante Podemos con la gente, encabezado por Rita Maestre, portavoz en el Ayuntamiento de la capital. De sus contrincantes sugiere muchas cosas que no concreta. Y asegura que dará un paso atrás si no gana.

Pregunta. ¿Cómo influirá en las primarias que Rita Maestre haya ganado la primera votación, sobre los documentos programáticos, en el proceso para liderar Podemos Madrid?

Respuesta. Creo que hay una diferencia de voto entre los documentos muy pequeña. Es decir, lo que hay es un modelo organizativo sancionado por esta fase de documentos, pero de cara a la elección posterior lo que hay es un escenario en el que todo el mundo tiene legitimidad para disputar la dirección.

P. ¿El resultado de Madrid tendrá repercusión nacional?

R. No, es un proceso político de Podemos en la Comunidad de Madrid. Vistalegre va a tener preguntas diferentes a las de la asamblea ciudadana de la comunidad. Hay problemáticas, como la que tiene que ver con el encaje de En Comú, En Marea, con un montón de elementos, que son más complejos para el conjuntos del país que para Madrid.

P. ¿Pero lo que suceda en prefigurará los debates del próximo congreso?

R. Creo que algunos elementos del debate de Madrid prefigurarán el de Vistalegre y algunos serán nuevos. Hay algunos debates que se prefiguran, hay algunos elementos que estamos discutiendo que tienen que ver con lo que vamos a discutir después, pero hay otros que no. Es evidente que cuando tú discutes cómo organizar el partido, no vas a tener una idea diferente para Madrid, Loeches y Cornellá.

P. ¿Se confrontan dos modelos referenciados en Iglesias y en Errejón?

R. Toda mi experiencia política en un partido es en Podemos, nunca he militado en un partido político, y había una cosa que me repelía y era que en los partidos existían los aguirristas, existían los guerristas, los de no sé quién… Ese modelo de generación de familias en los partidos lo que hace es atribuirle a una persona la capacidad de decidir por muchas en prácticamente todo. Cuando la gente tiene grados razonables de acuerdo en política está muy bien, pero cuando todo el mundo está de acuerdo en todos los debates todo el tiempo en un grupo muy cerrado, lo que se construye en un modelo de militancia que a mí no me gusta nada. Por tanto no quiero participar en un debate referenciado en si hay pablistas, si hay errejonistas o si ahora en Madrid va a haber maestristas o espinaristas.

P. ¿Pero diría que es usted pablista?

R. Yo diría que el pablismo no debe exisitir. A mí todo el mundo me atribuye ser pablista, porque soy afín a Pablo, eso es así, estoy sustancialmente de acuerdo con Pablo. En los debates actuales en Podemos es una cosa innegable. Pero todo el mundo me atribuye ser pablista y yo siempre contesto lo mismo. Pablo Iglesias es el secretario general de Podemos, de todo Podemos. Y es algo más. Pablo no es el secretario general cualquiera de un partido cualquiera, Pablo es el líder de un movimiento político que surge muy condicionado por su figura. Por tanto, Pablo es patrimonio de todos. Otra cosa es que en un momento dado Pablo sea una persona con opiniones como todo el mundo y manifieste sus opiniones en los diferentes debates en Podemos, que creo que es una cosa que es legítima. Pero armar una familia pablista creo que tiene que estar fuera de la cabeza de todo el mundo. Que las diferentes sensibilidades tengan espacio y tengan reconocimiento en Podemos, creo que es bueno gestionar con respeto que en Podemos hay diferentes sensibilidades, minorías y corrientes y que eso tiene que tener cabida. Creo que no es bueno que la mayoría de Podemos se articule en torno a una cosa que se llama pablismo.

P. Él apoya su candidatura.

R. Esa es una buena pregunta para Pablo. Es bueno que quien quiera manifestar o no manifestar un apoyo a otro lo haga por sí mismo. Es feo que yo diga a mí me apoya no sé quién. Que lo digan ellos.

P. ¿Y el errejonismo apoya a Maestre?

R. Es evidente que la gente de Íñigo está en Adelante. Y que eso está ahí. Pero hay otra gente que no. Le he dado vueltas a esto. Creo que en la configuración de Adelante hay una lógica de… quizá es duro decir esto, pero hay una lógica de cierre del aparato del partido. Sí hay una cierta lógica en este proceso en la que hay liderazgo en Adelante y liderazgos en Juntas Podemos, pero hay un cierto debate entre la pulsión de la militancia y los círculos que quieren tener un papel en Podemos, que creo que representamos nosotros y hay una cierta lógica del aparato del partido que opera, y opera cuando se establecen las preguntas del debate en Madrid. Es decir, cuando nosotros decimos aquí hay que discutir de proyecto, la organización tiene que dar un paso adelante, y necesitamos que haya un debate en el que la gente se empodere, en paralelo hay otra iniciativa que es Adelante Podemos, que es perfectamente legítima y que respeto mucho, que lo que hace es poner las caras por delante y decir hola, buena, venimos a disputar el liderazgo, desde hace dos meses. Creo que ahí hay dos modelos de entender Podemos. Y que hay una cierta línea de separación entre una lógica de inclusión de los círculos y una lógica de no sé si decir de supervivencia del aparato, que no pasa nada, que es la gente que ha estado trabajando durante dos años en distintos espacios del partido, y están en esa iniciativa y la están impulsando.

P. ¿Cree que Errejón está con Adelante y ha impulsado el proyecto?

R. Es una muy buena pregunta para Íñigo. Tengo la sensación de que a Íñigo le gustaría más que Rita fuera la secretaria general de Madrid de que fuera yo, pero yo no le voy a interpretar ni voy a entrar a valorar las opiniones de Íñigo. En todo caso, es perfectamente legítimo que un militante de Podemos, que además vive en Madrid, como es lógico tenga su opinión sobre le procesos de Podemos en Madrid. A mí me gustaría que me apoyara a mí, pero qué le vamos a hacer.

P. ¿Hay moderados y radicales en Podemos?

R. Creo que ahí sí hay un debate, el debate no es moderados o radicales, pero sí hay un debate, que lo hemos tenido, que es cómo nos configuramos una vez que llegamos al Parlamento. Si somos una fuerza política que tiene que tender a una cierta normalización como partido para llegar a acuerdos y para disputar espacios sociológicos de votos al PSOE pareciéndonos más al PSOE o si somos una fuerza política de otras características. Hay una imagen que ilustraba bien la posición que defendemos algunos. El otro día en el Congreso yo creo que estábamos solos. Y sin embargo, cuando salimos a la calle había miles de personas que estaban diciendo esto que ha hecho el PSOE no nos representa, tenéis la responsabilidad de representarnos. Creo que hay que empatizar menos con las otras bancadas del Parlamento y más con la gente que está en la calle. Y esa es la defensa que hacemos de la politización de lo cotidiano.

P. ¿Podemos Adelante es el ala moderada?

R. Creo que la candidatura de Adelante representa en cierta medida un Podemos más normalizado, un Podemos más integrado en el sistema de partidos, y creo que nosotros representamos un Podemos más rebelde.

P. ¿Es eso malo, un Podemos "normalizado"?

R. No es malo ni bueno. Son dos propuestas diferentes. Quien tiene que decidir es la gente y al día siguiente de que termine la asamblea ciudadana serán dos propuestas perfectamente compatibles, pero creo que hace un mal diagnóstico quien en un contexto en el que el PSOE le ha dado la investidura a Mariano Rajoy, ha aprobado el artículo 135 de la Constitución, creo que hace un mal diagnóstico quien cree que nuestra hoja de ruta política para los próximos años pasa por entendernos con ese PSOE y por tener la mano tendida a ese PSOE. Creo que quien se tiene que mover es el PSOE, y que nosotros podemos llegar a acuerdos pero si el PSOE se mueve en los sustancial. Y que nosotros necesitamos, no ser duros o radicales, pero necesitamos ser firmes en la defensa de una España distinta a la del PP

P. Cuando habla del Podemos “normalizado”. ¿Errejón se encuadra ahí?

R . Creo que ha habido fases, momentos y debates en los que ha habido diferentes opiniones. El debate de nuestra relación con el PSOE, y de si teníamos que abstenernos en la votación de Sánchez y Rivera, lo ha zanjado el otro día Pedro Sánchez diciendo: no, a mí no me dejaba el poder económico gobernar con Podemos. Ahí se ha demostrado que algunos teníamos razón. Tampoco es una cosa por la que ahora sacar pecho. No cabía una abstención ante el Gobierno Sánchez- Rivera porque el PSOE y Ciudadanos eran herramientas políticas que no querían entenderse con un modelo de país que para nosotros fuera asumible.

P. ¿Cree que Errejón defendía la abstención?

R. Es una buena pregunta para Íñigo.

P. Lo está sugiriendo.

R. Estoy diciendo que es una buena pregunta para él.

P. ¿Errejón es el mejor secretario político para Podemos?

R. Errejón es una persona con la que yo tengo discrepancias muchas veces. Esta semana, por ejemplo, respecto a si había que saludar la manifestación de Rodea el Congreso. Yo no tenía ninguna duda de que sí había que saludarla. Es una persona con la que yo no estoy de acuerdo en mucas cosas, pero es muy brillante y fundamental para este proyecto. A este proyecto le tienen que caber discrepancias.

P. ¿Qué ocurrirá si pierde?

R. Si ganan ellos, yo daré un paso atrás. Creo que es incompatible perder este proceso con estar liderando y dirigiendo. No seré consejero ciudadano en la comunidad de Madrid.

P. ¿Contaría con Rita Maestre?

R. Rita es un valor en Podemos, será su decisión integrarse en la dirección o no, pero invitada estará. P. Si usted pierde, ¿el liderazgo de Iglesias quedaría debilitado?

R. Es que voy a ganar.

P. Tal y como se refiere al PSOE, ¿descarta un pacto con los socialistas para presentarle una moción de censura a Cristina Cifuentes?

R. Ahora mismo la aritmética es la que es. Ciudadanos no se va a bajar del burro de gobernar con Cifuentes. Y también creo que, tal como está el escenario político en nuestro país, quien crea que ahora mismo se pueda hacer una moción de censura a Cristina Cifuentes es que no ha entendido nada. Ciudadanos es una herramienta política para que nosotros no gobernemos. Y el PSOE es un partido en estado de excepción, intervenido por los poderes económicos y que ha trabajado para que el modelo de España que representa Podemos frente al del PP no pueda alcanzar el Gobierno. Ahora mismo el PSOE forma parte del tripartito que gobierna en España.

P. ¿Qué opina del juicio de las tarjetas black de Caja Madrid, en el que está imputado su padre?

R. Opino lo que todo el mundo. Entiendo que, como cargo público, debo rendir cuentas de todos y cada uno de mis actos. Pero no creo que deba hacerlo por los de nadie más.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >